Comienzo con incógnitas

  • El bajo perfil de las selecciones suiza y austríaca arroja incertidumbre sobre la respuesta de la gente · Los organizadores temen que la lluvia enfríe el ambiente.

El fútbol on the rocks (fútbol en las rocas) echa hoy a andar: la Eurocopa alpina de Austria y Suiza se inicia con el duelo entre el anfitrión helvético y la República Checa (18:00), la primera ocasión para responder a las incógnitas que se ciernen sobre el torneo continental. Los dos países anfitriones tratan de encender la fiesta de las emociones con la que sueñan los organizadores y que tanto dependerá del rendimiento de dos equipos para los que acceder a cuartos de final ya sería un éxito, sobre todo en el caso de Austria.

¿Cómo se vivirá la Eurocopa con dos selecciones locales de perfil tan bajo? Pese a que no hay un entusiasmo generalizado, hoy en Basilea el flamante St. Jakob Park vivirá un lleno absoluto y pura fiebre suiza roja y blanca. Una audiencia agregada de más de 8.000 millones de personas verán los 31 partidos del tercer acontecimiento deportivo más grande del mundo, según la UEFA.

Otra de las grandes incógnitas es saber quién puede ganar el torneo. Nunca se llegó a un certamen sin favorito claro y con un ramillete tan amplio de candidatos.

Mientras, Suiza y Austria quieren disfrutar del mayor evento celebrado en ambos países. Y los organizadores comienzan el torneo mirando el cielo. “Todo está en buen estado, pero no nos podemos permitir mucha más lluvia”, dijo el jefe del comité organizador, el suizo Martin Kallen.

En lugar de lucir el sol, la nubes cubren Basilea y Viena, los dos grandes centros de la Eurocopa, y en Innsbruck, en plenos Alpes, el panorama no es más alentador.

Si llueve, las millas de aficionados, donde disfrutarán de la Eurocopa los que no dispongan de entrada, verán reducida su presencia. “Queremos dar la oportunidad a la mayor cantidad de gente de estar lo más cerca posible”, dijo Richard Heaselgrave, responsable de promoción de la UEFA sobre el concepto que se creó en el Mundial de Alemania 2006.

Aunque las fuertes precipitaciones de los últimos días han amainado, seguirá habiendo lluvias en los próximos días, pronosticó el meteorólogo Andreas Frank, de la ZAMG. De momento, según el experto, las posibilidades de tener un día seco son mayores hoy en Suiza que mañana en Austria, don de es muy posible que haya agua en el Alemania-Polonia y el Austria-Croacia.

Las millas serán una opción para los fans que no quepan en unos estadios pequeños. Sólo los campos de Basilea y Viena superan los aforos de 30.000 aficionados. Y por ello, todo está ya vendido.

Para evitar los temidos ataques terroristas y los disturbios entre aficiones, hay una alianza de policías. Los locales se verán apoyados por los de los países cercanos con plenos derechos para detener a los alborotadores, entre los que no estarán seguro los “hooligans” ingleses, cuya selección no pudo clasificarse.

Todo es poco para que la Eurocopa alpina no viva sorpresas y sí un entusiasmo que aún es una incógnita.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios