Un buen sábado para celebrar San Vinilo

  • España se suma por tercer año al Record Store Day. Sólo tres tiendas de discos andaluzas participan en la jornada.

Comentarios 5

El próximo sábado día 20 se celebra en casi todo el mundo el Record Store Day (RSD), la fiesta de las tiendas de discos independientes, una celebración de San Vinilo a la que España se suma por tercer año. Durante veinticuatro horas una multitud de establecimientos minoristas propondrán música en vivo, descuentos y ediciones musicales exclusivas. En Andalucía serán tres los establecimientos que celebren tan singular jornada, dos en la provincia de Córdoba (Discos Rolling de Lucena y Discos Fuentes Guerra) y uno en Granada (Discos Marcapasos).

En primer lugar, no nos alborotemos y vayamos por partes. ¿Qué es un disco de vinilo? ¿Qué es una tienda física de venta de música? ¿Qué celebramos? No son preguntas retóricas, muchos lectores han nacido en el planeta de las descargas digitales y desconocen el placer que rodea a ese objeto negro, redondo y que se mueve generalmente a 33 revoluciones por minuto. El director de Record Store Day en España, Carlos Pascual, lo explica: "Estamos ante una iniciativa que nace en EEUU en 2007 para reivindicar el papel de las tiendas de discos y el soporte físico de la música, principalmente el vinilo, frente a las grandes cadenas de venta y la descarga de música por internet. Se trata de defender la figura del vendedor, conocedor y amante de la música y la calidez del vinilo como soporte", añade con pasión melómana.

El RSD tiene una amplia repercusión en el mundo anglosajón. Artistas como David Bowie, Kate Bush o Paul Weller tienen previsto participar este sábado en la celebración aportando temas inéditos o actuando de forma gratuita detrás de un mostrador. Este año, Jack White es el embajador oficial del festejo (el pasado fue Iggy Pop) y se le puede ver -con sombrero negro y corbata amarilla- en la página oficial del evento mostrando las bondades de una planta de prensado de vinilos en Nashville (Estados Unidos).

La fiesta no esquiva las dificultades por las que atraviesa este territorio musical. De hecho, la película oficial de este año es el documental Last Shop Standing, de PipPiper, basado en el libro del mismo nombre de Graham Jones que repasa el ascenso, caída y renacimiento de las tiendas de venta de música.

En España, donde según Promusicae, en su informe de 2012, la venta de música ha caído un 9% respecto al año anterior en todos los formatos, el impacto del RSD todavía no es masivo. No hay que olvidar que la semana pasada, un estudio de la Universidad de La Rioja, dirigido por el sociólogo Andrés Cabello, arrojó un dato escalofriante: sólo un 1,3% de los jóvenes que han participado en el trabajo compra discos regularmente. ¿Quiénes son esos compradores? Según Jesús Álvarez, capo de la tienda madrileña Radio City, estamos hablando de "chicos de entre 30 a 55 años, aficionados al rock. La gente joven está muy fastidiada laboralmente". Ello no impide que a la fiesta de San Vinilo acudan acólitos de la secta con ganas de divertirse. "El año pasado estuvo muy bien -comenta Álvarez-, hubo movimiento, la gente lo celebra. Esta edición contamos con la actuación de Yani Martinelli y otras sorpresas".

Según Pascual, que también dirige la emblemática Revolver Records de Barcelona, el RSD trajo, en 2012, la mejor facturación del año y, sobre todo, se vivió "una gran jornada con gran ambiente. Es una cita que ya está marcada en el calendario", comenta. Las actividades así lo demuestran. Sólo en la Ciudad Condal participan siete tiendas y la Sala Apolo acoge un concierto de fin de fiesta con las actuaciones de Biscuit (con un repertorio especial de versiones para la ocasión), FuckinZBollocks y Gris-Gris Soul Society.

También está la oportunidad de encontrar joyas perdidas de la historia musical española. Para esta edición, por ejemplo, el sello BCore ha recuperado al grupo Los Canguros, una banda mod catalana que tuvo en sus filas a Joaquín Felipe (de Fresones Rebeles y Cola Jet Set) y al prestigioso chef Sergio Arola. El disco se llama Un salto adelante 1986-1990 y contiene grabaciones todavía inéditas.

Casi 30 establecimientos de 15 ciudades españolas participan en esta combinación de música en directo y ediciones exclusivas. Otros locales minoristas plantean descuentos y abren sus puertas a los vecinos del barrio como si fuera Brokeland Records, la tienda de discos imaginada por Michel Chabon en su libro Telegraph Avenue(Mondadori). "Si amas la música tienes muchas razones para participar en la jornada", comenta Álvarez con un punto de romanticismo. Y tiene razón. Como dijo otro escritor, el británico Nick Hornby, en su novela más popular, Alta Fidelidad (Ediciones B), no hay que perderse esas tiendas con olor "a humo rancio, a humedad, al plástico de las cubiertas protectoras".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios