Alegría por la detención de Karadzic y esperanza para Serbia

  • El primer ministro de Serbia, Mirko Cvetkovic, apela al ex líder militar serbobosnio y al ex líder de los serbios de Croacia a que se entreguen voluntariamente

La detención del ex líder serbobosnio Radovan Karadzic, acusado de crímenes de guerra, fue saludada con alegría y satisfacción en todo el mundo.

La ministra de Defensa española, Carme Chacón, ha felicitado al primer ministro serbio, Boris Tadic, por la detención del criminal de guerra serbo-bosnio Radovan Karadzic, al tiempo que subrayó que dicha captura demuestra "la impunidad cero contra el genocidio" y "acerca" al país balcánico a la Unión Europea y a su propia estabilización.

Chacón asegura que el arresto implica que "ningún atentado contra los derechos humanos en ningún lugar del mundo quedará impune".

"Esta captura acerca a Serbia a la Unión Europea y a la estabilización definitiva de los Balcanes, un trabajo que muchos países, también España, llevamos mucho tiempo llevando a cabo", concluye Chacón.

El primer ministro de Serbia, Mirko Cvetkovic, ha apelado al ex líder militar serbobosnio Ratko Mladic, y al ex líder de los serbios de Croacia, Goran Hadzic, a que se entreguen voluntariamente.

Cvetkovic muestra su esperanza en que los procesos ante el Tribunal Penal Internacional para la antigua Yugoslavia (TPIY) sean justos y que todos los acusados reciban el mismo trato.

"El Estado de Serbia ha dado un paso grande y apelo a los demás inculpados a que se entreguen voluntariamente, porque eso sería mucho mejor, tanto para ellos como para el pueblo serbio", manifestó el primer ministro en un comunicado.

El TPIY todavía reclama a Serbia la captura y extradición de Mladic, y de Hadzic.

"Cumpliendo los compromisos con el TPIY, mostramos el respeto tanto hacia el derecho nacional como internacional", dijo Cvetkovic.

Insistió en que el respeto al derecho internacional es un principio universal que posibilitará la reconciliación en la región y asegurará a Serbia una base para una vida mejor y la eficacia en la protección de su soberanía y la integridad territorial.


Recuperación de la confianza

El primer ministro de Montenegro, Milo Djukanovic, dice que con el arresto de Radovan Karadzic se da un paso "significativo hacia el establecimiento de la responsabilidad para presuntos crímenes de guerra y, con ello, hacia la recuperación de la confianza dañada".

Tras asegurar que "es muy bueno" para Serbia y la región, la detención de Karadzic, también representa "un mensaje convincente a nuestros socios europeos de que el Gobierno de Belgrado está dispuesto a cooperar con el TPIY.

Djukanovic ha dicho que es sobre todo importante que la captura de Karadzic se haya producido poco después de la formación del nuevo Gobierno en Serbia y agregó: "Para todos nosotros en la región es de gran importancia que Serbia vaya con plenas capacidades hacia la UE".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios