Amsterdam se viste de naranja para festejar su monarquía

Amsterdam se ha vestido de naranja, el emblemático color de la dinastía de los Orange-Nassau, para festejar a la reina Beatriz y a los príncipes herederos, Guillermo-Alejandro y Máxima, que hoy asumirán la corona de los Países Bajos.

Las autoridades han engalanado con tulipanes y flores naranjas la plaza Dam, en donde se espera que acudan más de 25.000 personas, y otros céntricos lugares de la capital, en donde se prevé la llegada de cerca de un millón de personas.

En los escaparates de muchas de las tiendas de la ciudad se exhiben también las fotografías enmarcadas de la reina Beatriz, así como de sus sucesores.

La seguridad también se ha reforzado con 10.000 agentes en la ciudad de los canales, en donde se encuentran los representantes de las diversas casas reales y numerosas delegaciones extranjeras.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios