Clinton abandona la carrera y se une al "sí, podemos" de Barack Obama

  • La senadora por Nueva York, en un acto que mezcló sonrisas y lágrimas, no dejó ninguna duda sobre su apoyo al candidato demócrata · "Ella estará en el primer plano de la lucha", respondió Obama

La senadora Hillary Clinton anunció ayer el final de su campaña por la nominación demócrata a la presidencia de Estados Unidos y su respaldo al senador Barack Obama en un multitudinario acto en Washington. "Hoy me pongo al lado del senador Obama para decir 'sí, podemos".

La senadora Hillary Clinton "estará en el primer plano" de la lucha para las elecciones presidenciales de Estados Unidos de noviembre "y en los próximos años", afirmó inmediatamente después del acto el candidato demócrata a la Casa Blanca, Barack Obama.

Con una mezcla de sonrisas y caras serias, Clinton recordó sus logros en los 16 meses de campaña, como acumular 18 millones de votos, afirmó que aún existen "barreras y prejuicios" en contra de las mujeres, pero dejó claro su completo apoyo a Obama y pidió a sus seguidores que hagan lo mismo.

"La manera de continuar nuestra lucha para alcanzar los objetivos que defendemos es tomar nuestra energía, nuestra pasión y nuestra fuerza y hacer todo lo que podamos para elegir a Barack Obama como el próximo presidente de Estados Unidos", sentenció en el Museo Nacional de la capital del país, a sólo unas manzanas de la Casa Blanca a la que hasta ayer aspiró.

"Hoy, al suspender mi campaña, le felicito por la victoria lograda y la extraordinaria campaña realizada. Le apoyo y le doy mi completo respaldo", agregó.

La senadora no se refirió a la posibilidad de optar a la vicepresidencia en una candidatura conjunta con Obama. La cadena de televisión CNN, sin embargo, apreció que el acto, el entusiasmo de los asistentes y las numerosas muestras de respaldo al senador por Illinois fueron en cierta manera una demostración a Obama de lo que Clinton le puede aportar en su camino a la Casa Blanca

La campaña de Obama reaccionó de inmediato y destacó que Clinton habló "sin ambigüedad" en un discurso "generoso". "Lo apreciamos", afirmó uno de los estrategas del candidato demócrata, según CNN.

Hasta ahora, Clinton no había reconocido públicamente su derrota y la victoria de Obama. El primer aspirante negro a la Casa Blanca se aseguró la nominación demócrata el martes al sumar los 2.118 delegados necesarios, cuando Dakota del Sur y Montana cerraron cinco meses del proceso de primarias.

"Pensé que sería la mejor presidenta", afirmó en un momento Clinton. Pero la senadora contuvo la emoción y mostró por momentos una amplia sonrisa, especialmente cuando destacó sus logros. La alocución de Clinton, de aproximadamente media hora, arrancó con un guiño entre sarcástico y triste: "Esta no es exactamente la fiesta que había planeado, pero con toda seguridad me gusta la compañía", afirmó entre vítores.

La senadora recordó que en la campaña obtuvo el apoyo de "personas de todas las ramas de la vida": mujeres, hombres, jóvenes, mayores, negros, blancos, latinos, asiáticos, ricos, pobres o de clase media. También mencionó sus 40 años en la vida pública luchando por una sanidad universal, atención para los niños, igualdad de derechos civiles y laborales, derechos de las mujeres y de los homosexuales.

Pero el centro de su mensaje fue inequívocamente de apoyo a Obama. "Les pido a todos ustedes que se unan a mí para trabajar para Barack Obama tan duro como trabajaron para mí", sentenció.

Clinton resaltó la "fortaleza y la determinación" de Obama, "su gracia y sus agallas". "En esta campaña inspiró a muchos para que se implicasen en el proceso democrático e invirtiesen en nuestro futuro común". "Haremos historia juntos", sentenció.

Su marido, el ex presidente Bill Clinton, y su hija, Chelsea, estuvieron ayer presentes en el acto, pero no la acompañaron en el escenario.

18

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios