Corea del Norte moviliza a su pueblo mientras que China pide contención a Estados Unidos

La tensión continuó ayer en torno a Corea del Norte, que anunció que unos 3,5 millones de ciudadanos se han alistado de manera voluntaria para luchar contra EEUU, mientras China pidió a Trump "contención" para evitar un conflicto.

El régimen de Kim Jong-un utilizó un día más los medios estatales para lanzar el mensaje de que Corea del Norte no se achica ante el tono beligerante de EEUU, cuyo presidente, Donald Trump, volvió el viernes a asegurar que su país está "listo para el combate".

El diario Rodong Sinmun desveló que 3.475.000 estudiantes, jóvenes trabajadores y soldados retirados han pedido unirse a las fuerzas armadas en los tres días posteriores al 7 de agosto, cuando el régimen anunció duras represalias por las nuevas sanciones de la ONU.

Después de varios días de escalada dialéctica y amenazas cruzadas de ataques bélicos entre Washington y Pyongyang, el presidente de EEUU y su homólogo chino, Xi Jinping, mantuvieron ayer una conversación telefónica para abordar la crisis de Corea del Norte.

China -aliado histórico de Corea del Norte- pidió contención para evitar más tensiones en la península de Corea. "Las partes implicadas (en alusión a EEUU y Corea del Norte) deben evitar declaraciones y acciones que aumenten la tensión", señaló el presidente chino a su homólogo estadounidense.

Xi aseguró además que China "está dispuesta a trabajar con el Gobierno estadounidense para resolver la cuestión", según informó la agencia oficial Xinhua.

Por su parte, el régimen de Kim Jong-un anunció esta semana un detallado plan para bombardear con cuatro misiles las cercanías de la estadounidense isla de Guam. Japón anunció ayer que ha instalado su sistema antimisiles en las zonas del oeste del país, que serían sobrevoladas por los proyectiles norcoreanos en su camino a Guam.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios