Crece el pesimismo sobre la posibilidad de que las FARC liberen a Ingrid Betancourt

  • Chávez asegura que está dispuesto a colaborar pero reconoce que la situación es "extremadamente complicada"

Tras la negativa de las FARC a liberar a la ex candidata presidencial Ingrid Betancourt, gravemente enferma, las posibilidades de éxito de la misión francesa se han reducido. Así lo hizo ver el presidente venezolano, Hugo Chávez, para quien la situación está "extremadamente complicada", ya que a su juicio harían falta "iniciativas " del Gobierno de Colombia encaminados al canje humanitario.

No obstante, Francia no da por buena la negativa de la guerrilla y reclamó un gesto a las FARC, petición a la que también se sumó la Unión Europea.

Las FARC calificaron de "inadmisible" la petición de liberación de la franco-colombiana hasta que no se comience a hacer lo propio con los presos guerrilleros. Aún así, el ministro galo de Exteriores, Bernard Kouchner, explicó que su país no tira la toalla y pidió una "respuesta" a la misión humanitaria llevada a cabo también por Francia y Suiza. En este sentido, desde París se está "intentando, intentando, intentando, porque no hay otra solución", afirmó, en declaraciones a la emisora Europe 1. Por su parte, la Unión Europea, a través de la presidencia de turno, pidió a los secuestradores "cooperar con esta misión y salvar vidas".

El jefe de Estado galo, Nicolas Sarkozy, ya aclaró que esta misión desesperada cuenta con el apoyo de sus homólogos latinoamericanos. Entre ellos se encuentra el venezolano, "realmente preocupado" por la suerte de Betancourt, enferma de hepatitis. Chávez se mostró dispuesto a seguir cooperando con las gestiones comandadas por Francia e incluso a desplazarse junto a Sarkozy a la selva colombiana, pero en su opinión la solución pasa por el Gobierno de Bogotá

El pesimismo generalizado ha llegado a la familia de Betancourt y también al Gobierno de España. El ministro de Asuntos Exteriores en funciones, Miguel Ángel Moratinos, lamentó desde la cumbre de la Alianza Atlántica en Bucarest que "los ecos que llegan de las FARC son un poco reactivos y no muy esperanzadores, pero hay que ser extremadamente prudente".

Pero el de Betancourt no es el único drama provocado por los secuestros de las FARC. El comité de apoyo a la ex candidata presidencial convocó una marcha en Bogotá de apoyo a la franco-colombiana y otros cautivos, mientras una nueva prueba de vida aportada por la senadora Piedad Córdoba revela la situación del ex congresista Óscar Tulio Lizcano. "Llevo siete años de cautiverio pero estoy vivo", subrayó el parlamentario en un vídeo, en el que pide a Uribe que desista de rescates militares y busque una "salida humana" para los más de tres mil secuestrados que se están "pudriendo en la selva".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios