La Duma rusa inicia una legislatura marcada por las denuncias de fraude electoral

  • La formación oficialista conservó la Presidencia de la Cámara, que no recibió el respaldo de la oposición

La Duma o Cámara de Diputados de Rusia dio inicio ayer a una nueva legislatura marcada por las denuncias opositoras de fraude electoral, que sonaron también con fuerza en el pleno inaugural.

En la reunión inaugural quedaron conformados los grupos de los cuatro partidos representados en la Duma: el oficialista Rusia Unida (238 diputados) y los opositores Partido Comunista de Rusia (92), Rusia Justa (64) y el Partido Liberal Democrático de Rusia (56).

Como se esperaba, la formación oficialista conservó la Presidencia de la Cámara, para la que fue elegido Sergei Narishkin, que ocupaba hasta ahora la jefatura del Gabinete de la Presidencia, uno de los cargos clave de Ejecutivo del país. Narishkin recibió sólo los 238 votos de los diputados del grupo parlamentario oficialista, ya que las otras tres formaciones le negaron su apoyo.

"No tenemos nada personal contra él; consideramos que es un profesional. Pero no podemos respaldarle pues representa al partido del poder, que fue el promotor de la falsificación de las elecciones a la Duma", explicó a la prensa la postura de su formación el diputado comunista Sergei Obujov.

Según el legislador, los comunistas se mantienen en su posición de que los resultados de los comicios fueron falsificados a favor de Rusia Unida y exigen que éstos sean anulados en una serie de regiones donde el fraude fue masivo.

"Tenemos la obligación de investigar minuciosamente todos los casos de fraude y de violaciones flagrantes de la ley electoral", dijo desde la tribuna el líder de Rusia Justa y de su grupo parlamentario, Sergei Mironov.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios