EEUU aumenta la presión sobre Venezuela para que convoque a tiempo el referendo revocatorio

  • Kerry promueve un diálogo "inmediato" con Caracas. Maduro dice estar listo para reponer la relación "a nivel de embajadores" con EEUU, pero "desde el respeto" y "sin imposiciones".

Comentarios 1

Estados Unidos aumentó este miércoles la presión sobre Venezuela al pedir por primera vez que el Gobierno de Nicolás Maduro permita la celebración de un referendo revocatorio "a tiempo" ante la Asamblea General anual de los 34 países de la Organización de Estados Americanos (OEA). 

"Estados Unidos se une al secretario general (de la OEA, Luis) Almagro y a otros en la comunidad internacional haciendo una llamada al Gobierno de Venezuela para que libere a los presos políticos, respete la libertad de expresión y de reunión", afirmó el secretario de Estado de EEUU, John Kerry, en su intervención en la primera sesión de la Asamblea. "Para que alivie la escasez de alimentos y medicinas y honre los propios mecanismos de la Constitución incluyendo un referendo revocatorio puntual que forma parte del proceso constitucional", añadió. 

El jefe de la diplomacia estadounidense se refirió así al referendo para revocar el mandato del presidente Maduro que promueve la mayoría opositora en la Asamblea Nacional de Venezuela para que se convoque este año, mientras que el chavismo plantea que, de celebrarse, sea en 2017. La fecha del referendo es clave porque si se celebra este año y gana el sí se podrían convocar elecciones presidenciales, mientras que si se convoca en 2017 se podría destituir a Maduro pero le sustituiría su vicepresidente. 

Preguntado fuera de la sesión por su petición al Gobierno de Venezuela, Kerry dijo que Estados Unidos no toma "partido" y que simplemente apoya el proceso constitucional, según informó el Departamento de Estado. "La oposición (que promueve el referendo) tiene un derecho bajo su Constitución. Y como ella ha señalado (Rodríguez) hay dos constituciones, la suya y la de Bolivia, que tienen ese derecho (del referendo)", manifestó el diplomático. 

Kerry explicó que trató el tema del referendo en su reunión con la canciller venezolana. "Lo estamos apoyando en el contexto de una prerrogativa constitucional disponible para la oposición, que ha elegido ejercer y que ha sido frustrada en ese ejercicio, y simplemente estamos intentando decir 'mira, tienes que intentar responder de una manera que indique apertura a la aplicación de tu propia ley", subrayó. 

Las peticiones que hizo Kerry a Caracas coinciden con las que Almagro exige para cualquier iniciativa de diálogo en Venezuela: referendo revocatorio este año, liberación de los "presos políticos", respeto de los derechos humanos y apertura de canales de ayuda internacional para paliar la "crisis humanitaria", según dijo recientemente en una entrevista con Efe. 

Después de la sesión plenaria, Kerry mantuvo una reunión bilateral con su homóloga venezolana, Delcy Rodríguez, tras la cual anunció un diálogo "inmediato" entre ellos dos y el subsecretario del Departamento para Asuntos Políticos de EEUU, Thomas Shannon, que viajará primero a Caracas. "Shannon viajará primero allí (a Venezuela) y se reunirá con ellos otra vez, pero con una visión específica, con una agenda más completa que, espero, nos acercará a Delcy y a mí y que, de alguna manera, nos ayude a ir más allá de la vieja retórica. Y se lo dije tal cual", explicó el jefe de la diplomacia estadounidense. 

Kerry y Rodríguez se reunieron en Santo Domingo tras haber protagonizado con sus intervenciones la primera jornada de la 46 Asamblea de la OEA, que ha girado en torno al papel de los países americanos en la crisis política y social de Venezuela y reúne este año a 27 cancilleres, a diferencia de los 17 del encuentro de 2015 en Washington. "Hay dos vías, y yo he especificado que continuaremos apoyando la de (el ex presidente del Gobierno español José Luis Rodríguez) Zapatero y los demás (ex presidentes) e intentar que funcione, pero también necesitamos trabajar sobre la vía bilateral (...) Espero que nos dé la capacidad de ayudar en la vía de Zapatero también. Francamente, no creo que sean excluyentes", detalló el diplomático estadounidense. 

En mayo, Kerry dio su apoyo público a la iniciativa de diálogo en Venezuela que lidera la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) y José Luis Rodríguez Zapatero (España), Leonel Fernández (República Dominicana) y Martín Torrijos (Panamá). 

Inmediatamente después del anuncio de Kerry, el presidente de Venezuela dijo en Caracas que está de acuerdo en que se inicien contactos con Estados Unidos "al más alto nivel" y listo para reponer la relación "a nivel de embajadores" al confirmar que quiere diálogo con el país norteamericano pero "con respeto" y "sin imposiciones". 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios