El Ejército sirio asesta un duro golpe a los rebeldes de Guta Oriental

Las fuerzas gubernamentales sirias asestaron ayer un duro golpe a los rebeldes del enclave de Guta Oriental, a las afueras de Damasco, dividiendo en dos el bastión opositor y aislando su principal población, Duma, del resto de las zonas que aún controlan las milicias islamistas.

Según la ONG Observatorio Sirio de Derechos Humanos, las tropas leales al presidente sirio, Bachar al Asad, han aislado las localidades de Duma, Harasta y las granjas de Al Rihan del resto de Guta Oriental, objetivo de una gran ofensiva militar por parte del régimen sirio.

Las fuerzas de Al Asad han partido en dos el gran bastión de los opositores

El Observatorio precisó que, además, los soldados, que cuentan con el apoyo de Rusia, consiguieron cortar las comunicaciones entre Duma y Harasta tras tomar de manera efectiva gran parte del territorio que separa ambas localidades y de tener el resto de las zonas al alcance de su armamento.

De esta manera, estas dos localidades quedan aisladas entre ellas y del resto del enclave, del que las fuerzas islamistas armadas controlan menos del 50%.

La agencia oficial de noticias SANA informó de que el Ejército sirio logró ayer nuevos avances contra los rebeldes, a los que denomina "terroristas".

Según la ONG, desde el pasadon 25 de enero al menos 146 soldados progubernamentales han fallecido, así como 118 milicianos de las facciones islamistas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios