La Eurocámara insta a los líderes de la UE a boicotear los Juegos Olímpicos

  • El Parlamento europeo exige a China abrir el diálogo con el Dalai Lama para poner fin a una situación insostenible · El líder espiritual tibetano condena la violencia que rodea la gira mundial de la antorcha

A pesar de que siempre se ha mantenido a favor de solucionar el conflicto que mantienen los defensores de la libertad del Tíbet al margen de los Juegos de Pekín, el Parlamento Europeo dio ayer un paso hacia el apoyo a un posible boicot. Como condición, impuso a las autoridades chinas que se comprometan a dialogar con el Dalai Lama bajo la amenaza de pedir a los líderes europeos que no asistan a la ceremonia inaugural.

Por su parte, el Dalai Lama, líder espiritual de los tibetanos en el exilio, de visita en Tokio, condenó ayer la violencia con la que multitud de manifestantes protestan en cada ciudad que visita la antorcha olímpica.

En un intento de mediar en el conflicto que rodea la celebración de los Juegos Olímpicos en Pekín pero sin posicionarse más de la cuenta, el Parlamento Europeo se mostró partidario de que los dirigentes de la UE no acudan a la ceremonia de inauguración de los Juegos Olímpicos si China no da su brazo a torcer y abre el diálogo con el Dalai Lama para poner un punto y final a una situación que comienza a ser insostenible.

Para ello, pidió "a la Presidencia de la UE que se esfuerce por hallar una posición común en relación a la asistencia a la ceremonia de inauguración de los Juegos Olímpicos, con la opción de no acudir al acto si no se reanuda el diálogo entre las autoridades chinas y el Dalai Lama". La resolución tomada, aunque no vinculante, fue votada con una amplia mayoría por los miembros del Parlamento en un esfuerzo por tomar una posición más firme ante la represión ejercida por China.

Desde el inicio del conflicto, tanto Eslovenia, que actualmente preside la UE, como los altos cargos de la Unión siempre se han mostrado favorables a una solución dialogada entre China y el Dalai Lama y han condenado la violencia en el Tíbet aunque, eso sí, sin presionar lanzando el arma arrojadiza del boicot.

No obstante, el primer ministro británico, Gordon Brown, ya lanzó el miércoles su particular órdago alegando que no acudiría a la ceremonia de apertura de los Juegos, pero sí a la de cierre, con vistas a un futuro 2012 en que el evento tendrá lugar en Londres.

Pero mientras los altos mandatarios deciden su asistencia o no a la ceremonia de inauguración, las protestas continúan la persecución de la antorcha allá por donde pasa. El miércoles, el único relevo de la antorcha con que contó EEUU, San Francisco, vivió una jornada de manifestaciones que obligaron a reducir a la mitad el camino acordado. El próximo destino del símbolo deportivo por excelencia será Buenos Aires.

A pesar de que múltiples voces piden a China que dialogue con el Dalai Lama, tal y como hizo el miércoles el presidente de EEUU, George W. Bush, las autoridades chinas no se plantean la posibilidad. Más bien todo lo contrario, ya que el Gobierno ha rechazado la solicitud de la Alta Comisionada de la ONU para los Derechos Humanos consistente en visitar el Tíbet e investigar los acontecimientos relacionados con las manifestaciones contra Pekín, en las que murieron 19 personas en medio de un ambiente de protestas y represión por parte de China.

Asimismo, instó al Comité Olímpico Internacional (COI) a que sea él quien "elimine todo tipo de violencia", según afirmó la portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores chino, Jiang Yu, según una información de la BBC. Pero el presidente del COI pidió ayer en Pekín un "compromiso moral" al Gobierno chino para que el recorrido de la antorcha continúe con el recorrido previsto, según explicó CNN+.

Por su parte, el considerado líder espiritual de los tibetanos quiso condenar ayer la violencia que rodea el relevo de la antorcha por las ciudades por las que ya ha pasado. Así, expresó también su apoyo a los Juegos Olímpicos alegando que "el pueblo chino se merece albergar los Juegos Olímpicos". A pesar de que China insiste en que la violencia acontecida en las últimas semanas está orquestada por el Dalai Lama, éste no sólo condena todo acto violento, sino que aseguró a los periodistas en Japón que envió "un mensaje a los tibetanos en San Francisco para que por favor no hicieran acciones violentas".

En esta línea, resaltó que China debe cambiar sus reacciones al disenso en el Tíbet "y trate de encontrar una solución acorde a la realidad", que no es otra que la petición de una "autonomía real" para el Tíbet y que conllevaría que los gobernantes chinos decidan temas de "defensa y política exterior, y quizás algunos otros".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios