La Fiscalía sudafricana halla pruebas de corrupción contra Zuma

Pese a haber superado juicios por abusos sexuales y corrupción, el recién elegido presidente del Congreso Nacional Africano (ANC), Jacob Zuma, podría sentarse de nuevo en el banquillo de los acusados por irregularidades económicas, en este caso por la supuesta aceptación de 418.000 euros en sobornos. Así lo señaló hoy el director de la Fiscalía del Estado sudafricana, Mokotedi Mpshe, quien señaló hoy la existencia de suficientes pruebas para comenzar en 2008 la acusación contra Zuma.

Jacob Zuma ha sido elegido esta semana presidente del Congreso Nacional Africano, conocido por sus siglas en inglés, ANC. A lo largo de su carrera política, había conseguido superar escándalos sexuales y otros de corrupción, con lo que aparentemente encaraba sin obstáculos su carrera por convertirse en el próximo presidente de Sudáfrica en 2009, cuando la Constitución obliga a Thabo Mbeki a abandonar el cargo. Y es que el ANC gobierna el país sin apenas oposición desde que Nelson Mandela lo llevase al poder en 1994, nada más finalizar el 'Apartheid'.

Sin embargo, el director de la Fiscalía de Estado sudafricana ha anticipado hoy lo que podría llegar a ser un nuevo proceso judicial. Así, Mokotedi Mpshe indicó que hay suficientes evidencias para acusar a Zuma de corrupción. "El tipo de pruebas que tenemos hasta ahora pueden presentarse ante un tribunal", advierte, a la espera de que el próximo año el Ministerio Público de el siguiente paso en las alegaciones de que Zuma supuestamente aceptó sobornos por valor de 4 millones de rand, más de 418.000 euros, de la compañía de armamento francesa Thint. La intención de esta empresa habría sido que Zuma suspendiese la investigación de un acuerdo de armas multimillonario.

Para el nuevo vicepresidente del CNA, Kgalema Motlante, que asumiría el mando en caso de retirada de Zuma, estas nuevas informaciones suponen un severo varapalo para la formación. "El asunto de los nuevos cargos contra el compañero Jacob Zuma es algo con lo que es muy difícil tratar, por la simple razón de que muchas personas pueden presentar alegaciones por alguna razón u otra", explicó en el congreso del partido, según informaciones del diario sudafricano The Star. Asimismo, critica la forma en que la Fiscalía había dado a conocer las posibles nuevas imputaciones, hechas públicas antes de llevar a cabo cualquier medida.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios