El Gobierno sirio arremete contra la ONU mientras aumenta la represión

  • Damasco denuncia "injerencias ostensibles" con informes tendenciosos

El Gobierno sirio consideró ayer que la resolución de condena aprobada el viernes por el Consejo de Derechos Humanos de la ONU es injusta y está fundamentada en un "informe descaradamente politizado" realizado por "enemigos" de este país.

Una fuente del Ministerio sirio de Asuntos Exteriores citada por la agencia oficial Sana señaló que la resolución es una "injerencia injustificada y ostensible" en los asuntos internos de Siria, "que siempre ha defendido las causas de los derechos humanos".

El Consejo de Derechos Humanos de la ONU condenó el viernes las "generalizadas, sistemáticas y graves violaciones de los derechos humanos y libertades fundamentales" cometidas por el Gobierno sirio para reprimir las protestas opositoras en el país.

Con 37 votos a favor, 4 en contra y 6 abstenciones, el Consejo aprobó una resolución que denuncia "ejecuciones arbitrarias, excesivo uso de la fuerza y el asesinato y persecución de manifestantes, activistas de derechos humanos y periodistas".

Al menos 24 personas murieron ayer en Siria, 15 de ellas en enfrentamientos registrados la madrugada del sábado entre fuerzas del régimen sirio y militares desertores en el norte del país, según informó el Observatorio Sirio para los Derechos Humanos en un comunicado.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios