El Gobierno británico amenaza con subir impuestos si se produce el 'Brexit'

  • El ministro de Economía advierte de que habría que aplicar un presupuesto de emergencia, con recortes para el gasto público y las finanzas de la población. Cifra el reajuste en 30.000 millones de libras.

Comentarios 1

El ministro británico de Economía, George Osborne, advirtió de que puede verse obligado a aplicar un presupuesto de emergencia, con implicaciones para el gasto público y las finanzas de la población, en caso de que gane el Brexit. Supondría además una impuestos sobre el alcohol y el carburante, además de los correspondientes a la renta.

Ante el avance en las encuestas del apoyo a la salida británica de la Unión Europea (UE) en el referéndum del día 23, el conservador Osborne desveló las medidas de contingencia para lidiar con el choque que pueden sufrir las arcas públicas si prospera el Brexit, pues calcula un "agujero negro" de 30.000 millones de libras (39.000 millones de euros). 

La dura advertencia del ministro, a pocos días del plebiscito, fue criticada por 57 diputados conservadores euroescépticos, que prometieron bloquear cualquier intento del Gobierno de imponer un "castigo" por votar a favor de la salida. En una campaña cada vez más agresiva, Osborne dijo hoy, en un evento en el sureste de Inglaterra junto al antiguo titular de Economía laborista Alistair Darling, que "la realidad es que la economía sufrirá un golpe" y que es su "responsabilidad" alertar sobre las consecuencias de salir del bloque europeo. 

Osborne estima que el Brexit provocaría una caída de la inversión por parte de las empresas y éstas contratarán menos gente, lo que supondrá un duro varapalo para las familias. Por su parte, Darling anticipó que las consecuencias del "brexit" se sentirán durante décadas en el Reino Unido y admitió que el Gobierno de turno se verá obligado a tomar "medidas desagradables". "Si uno ensucia algo, tiene que limpiarlo después, por lo que es mejor no ensuciarlo en primer lugar", afirmó el exministro. 

Como parte de este plan de "choque", Osborne planea un recorte de 2.500 millones de libras (3.250 millones de euros) en el Servicio Nacional de Salud (NHS, por sus siglas en inglés), una reducción de 1.200 millones de libras (1.560 millones de euros) en el presupuesto de defensa y un recorte del gasto para educación de 1.150 millones de libras (1.299 millones de euros). 

Estas cifras están calculadas a partir de un análisis hecho por el Instituto de Estudios Fiscales (IFS, siglas en inglés), que estima, además, que habría que subir los impuestos sobre el alcohol y el carburante, además de los correspondientes a la renta. "Como ministro de Economía, tendría la responsabilidad de restablecer estabilidad en las finanzas públicas y eso significaría aplicar un presupuesto de emergencia en el que tendríamos que aumentar los impuestos y recortar el gasto", insistió Osborne. 

Ante la advertencia del ministro, 57 diputados conservadores -entre ellos el exministro de Trabajo Iain Duncan Smith y el extitular de Defensa Liam Fox- firmaron una declaración conjunta en la que calificaron de "increíble" que el llamado titular del "Exchequer" haga este tipo de amenazas por si gana el Brexit. "Es absurdo decir que si la gente vota por recuperar de la UE el control (de sus asuntos internos), él quiera castigarla de esta manera. No creo que sea posible que encuentre apoyo en el Parlamento con estas propuestas de recortes para el NHS", señala la nota. 

Al mismo tiempo, los partidarios del Brexit desvelaron sus planes para después del 23 de junio si ganan en el plebiscito. Según Chris Grayling, representante del Gobierno en la Cámara de los Comunes, el Reino Unido puede completar la retirada del bloque europeo para 2019, si gana la "salida" la próxima semana. 

En una entrevista hoy con el Financial Times (FT), Grayling dijo que Londres iniciaría de forma inmediata el proceso de ruptura con Bruselas y podría legislar para restringir el libre movimiento de ciudadanos comunitarios antes de 2019. "No veo razones prácticas por las que aún debiéramos estar en la UE en las próximas elecciones generales (2020)", afirmó. 

El apoyo al Brexit entre los británicos ha avanzado en los últimos sondeos sobre intención de voto, que le otorgan una ventaja de hasta siete puntos frente a los que piden quedarse en el bloque comunitario. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios