Hezbolá libera a un espía libanés a cambio de los restos mortales de soldados israelíes

  • Esta concesión podría ser el primer paso de un intercambio mediado por Alemania

El grupo libanés islamista Hezbolá entregó ayer los restos mortales de soldados israelíes poco después de que Israel pusiera en libertad a un prisionero espía libanés, en lo podría tratarse del primer paso de un intercambio mediado por Alemania, informaron medios israelíes.

Hezbolá realizó la entrega al puesto de la Cruz Roja Internacional en la frontera con Israel poco después de la llegada a Líbano de Nassim Nasser, condenado en 2002 por espionaje para el grupo chií.

Nasser abandonó la prisión de Nizan, cercana a Tel Aviv, y fue acompañado por policías a la frontera con Líbano, donde fue recibido por combatientes del grupo islamista y sus padres, que celebraron la liberación del espía lanzando arroz y flores en manifestación de alegría.

El portavoz de Hezbolá, Wafik Safa, explicó que los restos entregados en un sacófago son partes de cuerpos de soldados muertos durante la guerra de Líbano de verano de 2006. Una portavoz de la Cruz Roja confirmó la entrega.

Aunque Safa no lo aclaró, parece ser que estos restos no pertenecen a los soldados Ehud Golwasser y Eldad Regev, cuya captura por Hezbolá hace dos años desató la guerra con Israel.

Medios de ambos países señalaron que Israel y Hezbolá se encuentran ante un intercambio de prisioneros mediado por Alemania en cuyo transcurso serán liberados al menos seis presos libaneses y entregado los restos mortales de otros diez.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios