Mundo

Kim Jong-un encumbra a su hermana y da un espaldarazo al deshielo con el Sur

  • El líder norcoreano califica de "éxito" la misión de la delegación que realizó el histórico viaje al país vecino

  • Destaca "la importancia de seguir obteniendo buenos resultados"

El líder norcoreano Kim Jong-un (centro), entre el presidente honorífico, Kim Yong-nam, y su hermana, Kim Yo-jong. El líder norcoreano Kim Jong-un (centro), entre el presidente honorífico, Kim Yong-nam, y su hermana, Kim Yo-jong.

El líder norcoreano Kim Jong-un (centro), entre el presidente honorífico, Kim Yong-nam, y su hermana, Kim Yo-jong. / efe

El líder norcoreano, Kim Jong-un, ha recibido con honores a su hermana y a la delegación que realizó un histórico viaje al Sur, y calificó de "éxito" su misión, lo que fortalece aún más la figura de Kim Yo-jong dentro del régimen.

El Rodong Sinmun (Diario de los Trabajadores), altavoz oficial de Pyongyang, publicó ayer dos fotos en portada que subrayan el tratamiento heroico que se ha dado a la hermana del líder y al resto de delegados y artistas que han regresado del país vecino.

Yo-jong es hoy por hoy lo más parecido a la "mano derecha" del caudillo norcoreano

En la primera imagen, Kim Jong-un aparece flanqueado por una sonriente Kim Yo-jong -que se le agarra del brazo con gesto cariñoso- y por el presidente honorífico del país, Kim Yong-nam, que en este caso aparece de la mano del líder.

Ambos encabezaron una expedición que se saldó con una invitación para que el presidente surcoreano, Moon Jae-in, visite Pyongyang y por la cual el mariscal norcoreano expresó "su satisfacción", según recogían ayer los medios estatales norcoreanos.

El líder destacó "la importancia de seguir obteniendo buenos resultados mientras se alienta el cálido clima de reconciliación y diálogo" con Corea del Sur, país con el que su régimen sigue técnicamente en guerra desde hace más de 65 años.

Los acuerdos alcanzados en enero entre los dos estados para que Corea del Norte participara en los Juegos Olímpicos de Invierno que se celebran el condado surcoreano de PyeongChang han deparado la mencionada visita, que a su vez ha servido para consolidar, tanto en el hermético país como fuera de él, la imagen de Kim Yo-jong.

Aunque la hermana del líder siga envuelta en un halo de misterio -se desconoce casi todo sobre su pasado y apenas habló ante las cámaras- los objetivos de los medios se fijaron insistentemente en su porte y en su gesto sonriente.

De puertas para adentro, el que aparezca por primera vez retratada en actitud abiertamente familiar con su hermano no hace sino respaldar el fulgurante ascenso de esta mujer, que se cree que tiene entre 29 y 31 años y que fue elegida por su hermano para ser el primer miembro de la dinastía Kim en pisar Corea del Sur.

Nombrada en 2014 vicedirectora del Departamento de Propaganda y Agitación del partido único, fue designada además nuevo miembro del politburó de la formación en octubre, algo que hasta ahora sólo había logrado otra mujer en Corea del Norte, su tía Kim Kyung-hui, que obtuvo el cargo mucho más tarde, a los 42 años.

Ahora, el histórico viaje al Sur parece no dejar dudas de que Yo-jong es hoy por hoy lo más parecido a la "mano derecha" del caudillo norcoreano.

La portada del Rodong Sinmun mostró también ayer al líder posando con buena parte de las 140 integrantes de la orquesta Samjiyon, que ofreció dos conciertos en Corea del Sur la semana pasada.

Por su parte, el secretario de Estado de EEUU, Rex Tillerson, volvió a dejar el lunes la puerta abierta al diálogo con Pyongyang al decir en una rueda de prensa en El Cairo que "depende de los norcoreanos el decidir cuándo están listos para interactuar".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios