Miles de neoyorquinos salen a Times Square a festejar el triunfo histórico de Obama

  • Los neoyorquinos celebraron en Times Square con gritos, vítores y sonando el claxon de sus automóviles el triunfo del demócrata Barak Obama, quien hizo historia al convertirse en el primer afroamericano en llegar a la presidencia de Estados Unidos.

Comentarios 1

"Yes, we can, yes, we can (Sí, podemos)", el eslogan adoptado por Obama durante su campaña, era gritado al unísono por muchos neoyorquinos que, en medio de un ambiente festivo, algunos con pancartas y otros con banderas estadounidenses o con el símbolo de la paz, festejaban el triunfo del demócrata ante el republicano John McCain.

La céntrica Times Square se asemejaba en cantidad de público y jolgorio al ambiente que ese lugar tiene el día de fin de año, pues es el lugar en el que la Gran Manzana recibe el nuevo año tradicionalmente.

Allí había turistas y estadounidenses, público de todas edades y grupos étnicos que siguieron con emoción el resultado de los comicios desde las gigantescas pantallas de televisión instaladas, y se alegraban cada vez que en el mapa digital de Estados Unidos se coloreaba de azul uno de los estados, indicando la victoria demócrata.

El color rojo de los estados republicanos era recibido con gritos de rechazo.

Miles de ellos acogieron con gritos de celebración el momento en que se dio a conocer el triunfo de Obama, también senador por Illinois.

"Esto es una fiesta. Ha ganado Obama", gritaba un turista francés por teléfono a sus familiares, mientras que otros grababan con sus móviles el festejo.

En ese mismo lugar también se escucharon abucheos cuando el candidato perdedor, el senador por Arizona John McCain salió a reconocer su derrota y a felicitar a Obama por su victoria.

Sin embargo, las mayores muestras de rechazo de los neoyorquinos fueron para la candidata republicana a la vicepresidencia, la gobernadora por Alaska, Sara Palin, quien apareció sollozando ante las cámaras.

Taxistas, vendedores de puestos, periodistas y numerosos policías, que fueron movilizados en gran número en el sector, terminaron uniéndose a la fiesta, sin que los turistas desaprovecharan la oportunidad para tomarse fotos con ellos como testigos del momento histórico.

Muchos agentes de policía, más relajados después de la jornada electoral, chocaban las manos con quienes les felicitaban por el resultado electoral.

En las calles cercanas, se escuchaba el sonido de las bocinas de los vehículos, que los conductores hacían sonar para demostrar su alegría con el resultado de los comicios presidenciales, que han movilizado a un gran número de latinos y afroamericanos.

Para esas dos comunidades, muy presentes en los cinco condados en que se divide la ciudad de Nueva York, Obama representa el cambio.

Un céntrico hotel de Manhattan acogió la velada electoral del partido demócrata en la ciudad, pero una vez que el senador de Illinois fue proclamado vencedor de la elección, la mayoría se dirigió hacia los dos puntos de celebración de la Gran Manzana, Times Square y el barrio de Harlem.

Miles de afroamericanos, que son el 67 por ciento de esa comunidad en el oeste de la ciudad, salieron a las calles de Harlem para festejar la victoria de Obama.

En el estado de Nueva York, considerado como feudo de los demócratas y en donde hay registrados unos 12 millones de votantes, el 62,2 por ciento de las papeletas de voto fueron para el senador por Illinois y el 36,7 por ciento para McCain.

Por su parte, el senador demócrata por Nueva Jersey y miembro de la campaña de Obama, Bob Menéndez, calificó de históricas estas elecciones porque "no sólo son en las que se elige al primer afroamericano a la presidencia de Estados Unidos, sino también porque es una nueva línea en la dirección de nuestro país".

"Esto también ha sido porque la comunidad latina ha salido masivamente a apoyar el cambio en EEUU", afirmó el senador en declaraciones a la cadena de televisión hispana Univisión.

En Nueva York, además revalidaron sus escaños en la Cámara de Representantes, los congresistas demócratas de origen puertorriqueño José Serrano y Nydia Velázquez, que fueron votados por más del 90 por ciento de los electores de sus respectivos distritos electorales de la Gran Manzana.

Además, los demócratas de este estado se hicieron con la mayoría del Senado estatal, consiguiendo así que su formación política pueda tener el control de la próxima legislatura, lo que no pasaba desde hace más de setenta años.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios