El partido de Morales intenta aprobar con celeridad una nueva Carta Magna en Bolivia

  • El MAS convoca a una sesión en Oruro para sacar adelante las reformas de la Constitución que impulsa el presidente

Comentarios 0

El oficialista Movimiento Al Socialismo (MAS) intentó ayer aprobar contra viento y marea una nueva Carta Magna en Bolivia, pese al rechazo de partidos de la oposición y cinco de las nueve regiones del país que consideran la norma una imposición del Gobierno de Evo Morales.

La Constituyente, convocada ayer por la noche en la ciudad andina de Oruro (sur), planea entregar una nueva Carta antes del 14 diciembre para lo cual debe aprobar artículo por artículo y a mano alzada su nuevo texto.

El partido de Gobierno Movimiento Al Socialismo aprobó el texto global de la Carta hace dos semanas con el apoyo de otras nueve fuerzas políticas menores, después de que una turba atacara el Liceo Militar donde deliberaban y provocó desmanes en Sucre, con un saldo de tres civiles muertos.

Para avalar el texto en detalle, artículo por artículo, de la nueva Carta Magna el MAS precisa dos tercios de los votos -es decir, 170 de los 255 constituyentes-, aunque el líder del partido oficialista, Román Loayza, aseguró que se sesionará, con o sin cumplir este requisito.

Por otra parte, las Fuerzas Armadas expresaron ayer su respaldo al proceso de transformaciones que promueve Morales y responsabilizaron de la violencia generada en el país a quienes promueven, "desde sus feudos", procesos de desestabilización de la democracia, en alusión a la oposición.

"Estamos al borde de una revolución, no una violenta, sino social y silenciosa, mediante la cual la República insistirá en restablecer el imperio de las virtudes", afirmó el comandante general Vargas.

más noticias de MUNDO Ir a la sección Mundo »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios