La Operación Emmanuel para liberar a los rehenes se retrasa otra vez

  • Mutismo oficial ante las informaciones que aseguran que las FARC ya han entregado las coordenadas de la zona donde se procederá a la liberación · "Las cosas avanzan bien", dice un ministro venezolano

Comentarios 0

La Operación Emmanuel para recuperar a tres rehenes que liberará la guerrilla colombiana quedó nuevamente postergada ayer ya que las FARC todavía no han transmitido las coordenadas del punto de encuentro, dijo el coordinador de la misión, el ex militar venezolano Ramón Rodríguez Chacín. "El Gobierno colombiano está colaborando, pero ni ellos ni nosotros sabemos cuál es el lugar" donde se realizará la entrega de los tres rehenes, dijo Rodríguez Chacín en una improvisada conferencia de prensa en un hotel de la capital venezolana.

Rodríguez Chacín expresó su "seguridad de que la acción se va a realizar muy pronto, en un corto plazo. Tengan la fe y la certeza que esto se va a realizar tan pronto tenga las coordenadas. Hay que tener paciencia."

Una vez que termine la operación, añadió, "podemos suponer que van a recomenzar las acciones militares, y los guerrilleros también lo deben suponer, y deben preparar su plan de retirada, tienen que tomar todas las medidas de seguridad. Eso lleva un tiempo".

"Las cosas avanzan bien, debemos tener tranquilidad y paciencia", dijo desde Caracas el canciller venezolano Nicolás Maduro, al ser interrogado sobre las sucesivas postergaciones de la operación, ya que las naves de avanzada aguardan en Villavicencio la orden de despegue.

Las FARC prometieron entregar al presidente venezolano, Hugo Chávez, a Clara Rojas (compañera de fórmula presidencial de Ingrid Betancourt), rehén desde hace casi seis años; a su hijo Emmanuel, nacido en cautiverio, y de la ex congresista Consuelo González, plagiada desde hace casi 7 años.

Chávez llevó adelante una mediación en pos de un canje humanitario de más de 40 rehenes de los insurgentes por cerca de 500 rebeldes presos, y que fue interrumpida abruptamente por el presidente colombiano, Álvaro Uribe, a fines de noviembre.

Entretanto, la flotilla humanitaria, identificada con los emblemas del Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR), siguió tomando posiciones ayer en Villavicencio después de la llegada de otros dos helicópteros, que se sumaron a otros dos más grandes y a los tres aviones que el sábado habían transportado a los garantes de siete países.

Otro avión transportará al ex capitán de la Marina de guerra venezolana Ramón Rodríguez Chacín, considerado el nexo con las FARC y que debe traer las coordenadas del punto de encuentro que solamente comunicará al CICR y a los pilotos.

Chávez había advertido la noche del sábado sobre posibles operaciones contra los guerrilleros que trasladan a los rehenes, "para tratar de dificultar, de alargar el tiempo de espera", lo que habría demorado la transmisión de las coordenadas.

Pero el comisionado de paz de Colombia, Luis Carlos Restrepo, lo negó de plano. "No hay ninguna voluntad ni actitud de interferencia" y, por el contrario, "todas las garantías están dadas (...); lo que nos han pedido, se ha concedido".

La entrega de rehenes, según el plan presentado por Chávez, se hará en algún lugar de cinco departamentos del centro y sureste de Colombia, que suman 310.000 kilómetros donde abundan los cultivos cocaleros y las FARC tienen fuerte presencia.

más noticias de MUNDO Ir a la sección Mundo »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios