El Parlamento europeo descarta acuerdos sectoriales con el Reino Unido tras el 'Brexit'

El Parlamento Europeo aprobó ayer una resolución con sus principales directrices para la negociación de la relación del Reino Unido y la UE tras el Brexit que aboga por una asociación entre ambos bloques, pero descarta acuerdos sectoriales que socaven la integridad del mercado único.

El texto, secundado por 554 votos a favor, 110 en contra y 51 abstenciones, no tiene carácter vinculante para Bruselas, aunque el acuerdo final sobre la separación del Reino Unido de la UE y la futura relación de ambos bloques tendrá que contar con el visto bueno de la Eurocámara.

Las directrices del Parlamento Europeo fueron respaldadas en sesión plenaria en Estrasburgo (Francia), antes de que los Veintisiete aborden en el consejo de ministros del martes las guías negociadoras del Consejo de la UE.

Los eurodiputados reclaman que una vez consumado el Brexit, el Reino Unido y la UE acuerden que se respete la igualdad de derechos entre ciudadanos británicos y comunitarios residentes en ambos territorios, una de sus prioridades desde el inicio de las negociaciones. Añaden que Londres tampoco debe minar los derechos ciudadanos derivados de los Acuerdos del Viernes Santo de 1998 que pusieron fin al conflicto en Irlanda, uno de los mayores escollos de la negociación, pues aunque ambas partes rechazan volver a levantar una "frontera dura" entre Belfast y Dublín, no existe acuerdo sobre cómo hacerlo.

La resolución destaca que la UE es un "ecosistema único" basado en la aceptación de normas comunes legalmente vinculantes. Esto significa que incluso los países con una legislación idéntica a la comunitaria pero no pertenecientes a la UE no pueden disfrutar de los mismos derechos, beneficios o acceso al mercado que los Estados miembros.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios