La Policía de Eslovaquia decomisa uranio enriquecido para fabricar "bombas sucias"

  • Detienen a tres traficantes con dos contenedores de medio kilo de sustancias radioactivas

Comentarios 0

La Policía eslovaca decomisó medio kilo de uranio enriquecido por valor de un millón de euros, al detener cerca de la frontera con Hungría a tres personas que traficaban con ese material, que puede usarse para fabricar "bombas sucias", informaron ayer las autoridades.

"Según informaciones preliminares, el material hubiera podido ser usado para fabricar las llamadas bombas sucias", declaró un alto responsable de la Policía eslovaca, Michel Kopcik, en una conferencia de prensa. Las "bombas sucias" no son bombas nucleares. Llevan explosivo convencional pero con material radiactivo y una vez que estallan causan pánico y hacen que el lugar donde explosionan quede inutilizable.

En la operación conjunta de las policías eslovaca y húngara, fueron arrestados los tres traficantes que intentaban introducir el material en Hungría (este) desde la frontera eslovaca.

El detenido ucraniano tiene 40 años, mientras que los húngaros son dos hombres de 49 y 51 años.

Dos de ellos fueron arrestados en la parte eslovaca de la frontera y el tercero en la parte húngara.

Se trata de dos húngaros y un ucraniano. Fueron detenidos al intentar cruzar la frontera en coche, con dos contenedores que llevaban 481,4 gramos de uranio.

Una parte de esa sustancia era uranio 235, que se usa en los reactores nucleares y en las cabezas de las armas atómicas, y otra parte era uranio 238. "El uranio radiactivo es aún más peligroso porque está en polvo", añadió.

Según las primeras informaciones, el uranio confiscado procedía de Ucrania. Su destino final no fue revelado, dado que la investigación aún está en curso.

más noticias de MUNDO Ir a la sección Mundo »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios