Al Qaeda intenta asesinar al jefe de la lucha antiterrorista saudí

  • El príncipe Mohamed ben Nayef, hijo del ministro del Interior, es el primer miembro de la familia real que es objetivo directo de un atentado suicida

El máximo responsable de la lucha antiterrorista en Arabia Saudí y miembro de la familia real, príncipe Mohamed ben Nayef, sobrevivió ayer a un atentado suicida reivindicado por un grupo vinculado a Al Qaeda. Según la agencia oficial SPA, viceministro del Interior encargado de seguridad e hijo de quien se cree será el próximo príncipe heredero, estaba hablando con unos ciudadanos cuando un hombre se acercó y se inmoló.

El ataque es el primero que tiene directamente como objetivo a un miembro de la familia real desde el inicio de la ola de violencia por simpatizantes de Al Qaeda en 2003 contra la monarquía aliada de Estados Unidos.

Como jefe de seguridad del reino, el príncipe Mohamed ha recibido los elogios del Gobierno por el reciente éxito en controlar la violencia, lo que incluye el entrenamiento por fuerzas de seguridad occidentales y la rehabilitación de antiguos milicianos.

El suicida era un miliciano buscado que había insistido en un encuentro con el príncipe para anunciar que se entregaba a las autoridades, según SPA. La familia real saudí tiene la obligación de recibir a los visitantes durante el mes del Ramadán.

Según la agencia oficial, el terrorista, a quien no identifica, fue la única víctima. El ataque se produjo en la oficina privada del príncipe Mohamed en la ciudad de Yedah, en el mar Rojo.

Al Qaeda en la Península Arábiga, brazo saudí del grupo terrorista que dirige Osama ben Laden, se adjudicó la responsabilidad del ataque, según un mensaje colgado en una web islamista y traducido por el SITE Intelligence Group, un organismo experto en grupos terroristas.

La cadena saudí Al Arabiya mostró al príncipe Mohamed, aparentemente herido leve, reuniéndose posteriormente con el rey Abdulá. "Esto sólo aumentará nuestra determinación para erradicar el terrorismo", afirmó el príncipe Mohamed, que es hijo del ministro del Interior, príncipe Nayef bin Abdulaziz.

Este mes, las autoridades saudíes anunciaron el arresto de 44 milicianos próximos a Al Qaeda y la incautación de explosivos, detonadores y armas de fuego. En 2004, se produjo un atentado con un coche bomba contra el Ministerio del Interior en Riad.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios