Renzi reta a su partido a que respalde a un Gobierno "extremista"

Tras su derrota electoral, el secretario del Partido Demócrata italiano (PD), Matteo Renzi, retó ayer a sus colegas críticos para que expresen su apoyo a un hipotético Gobierno de la derecha o del Movimiento 5 Estrellas (M5S), triunfadores pero sin mayoría. El ex primer ministro avanzó que dimitirá una vez se solucione el galimatías electoral que surgió de los comicios y se forme un Ejecutivo, pero al mismo tiempo expresó claramente su postura: "Nunca con los extremistas".

Renzi se refirió a los triunfadores de las elecciones: la coalición de derecha entre la Liga Norte y la Forza Italia de Berlusconi, entre otros partidos, y el M5S, el partido más votado en solitario. En la formación de Renzi, acostumbrada al vuelo de cuchillos, ya han surgido las primeras voces críticas.

"El PD debe estar en la oposición. Si alguien en nuestro partido piensa diferente, que lo diga en la dirección del lunes (...). Sin hastío, insultos o polémicas", zanjó. Pero no hizo falta esperar al ajuste de cuentas del lunes, sino que ayer el presidente del Piamonte, Sergio Chiamparino, fue el primero en acercar posturas con el M5S que, precisamente, gobierna el Ayuntamiento de Turín. "Hablo casi a diario con la alcaldesa Appendino y no hay ningún tabú que echar por tierra. El partido decidirá de modo colegiado", opinó Chiamparino, quien no descarta presentarse como candidato al liderazgo del PD.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios