Schulz competirá con Merkel en las generales de septiembre

  • Respaldo unánime del SPD al ex presidente del Parlamento Europeo para dirigir el partido

Martin Schulz, la nueva estrella del firmamento político alemán, fue elegido ayer por unanimidad presidente del Partido Socialdemócrata (SPD) y nominado oficialmente como candidato a las elecciones legislativas del 24 de septiembre.

El ex presidente del Parlamento europeo, de 61 años, obtuvo el 100% de los votos de los 605 delegados reunidos en un congreso extraordinario en Berlín con el encargo de poner fin a 12 años de hegemonía de la demócrata cristiana Angela Merkel.

"Creo que este resultado es el comienzo de la conquista de la cancillería", dijo un emocionado Schulz tras conocer el resultado de la votación.

Con 605 votos a favor y 3 nulos de un total de 608 emitidos, Schulz, que calificó el momento de "abrumador", toma el testigo al frente de la formación más antigua de Alemania de su predecesor, el ministro de Asuntos Exteriores, Sigmar Gabriel, tras siete años y cuatro meses en el cargo.

Antes de la votación, en un discurso de más de una hora y cuarto de duración, Schulz habló a grandes rasgos de lo que será el programa electoral, cuya aprobación definitiva está prevista para finales de junio próximo.

"Hoy no pronunciaré un discurso programático definitivo", dijo, aunque avanzó que su programa se basará en "la igualdad, el respeto y la dignidad".

Aludió a sus planes de dar un giro a la izquierda y corregir la llamada Agenda 2010, el programa de reformas del Gobierno rojiverde que encabezó Gerhard Schröder (1998-2005), y aseguró que no se trata de "una revisión del pasado", sino de su "actualización".

Asimismo, abogó por un mayor "respeto" para los que trabajan y se comprometen con el país, al tiempo que exigió igualdad de salarios entre hombres y mujeres y para un mismo trabajo.

También hizo hincapié en que el SPD luchará por garantizar las pensiones.

Schulz defendió la importancia de invertir más en educación y hacerla gratuita "desde la guardería hasta la universidad", incluida la formación profesional, así como de aliviar las cargas familiares y facilitar la conciliación.

Subrayó, además, la importancia de una Alemania y una Europa fuertes en respuesta a las inseguridades globales y afirmó que en su país "no hay espacio" para islamistas y para el terrorismo internacional que, "bajo el amparo de la libertad de confesión, ponen en duda valores fundamentales" de la democracia.

Otro gran desafió son los populismos, que "han declarado enemigo al islam y a Europa", señaló Schulz, quien se refirió en particular a la formación ultraderechista Alternativa para Alemania, que calificó de "vergüenza" para el país.

También tuvo duras palabras para el mandatario turco, Recep Tayyip Erdogan, en relación con su campaña por el referéndum de abril para instaurar un sistema presidencialista en Turquía. Subrayó que Alemania no aceptará que nadie enfrente a los ciudadanos de origen turco en el país los unos contra los otros ni tampoco que se les incite en contra de los alemanes con comparaciones con la época nazi.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios