Siria asegura ahora que acepta a los observadores internacionales

  • Los analistas de la región temen que se trate de otra maniobra para ganar tiempo

Siria reaccionó con avances diplomáticos y maniobras militares a la presión de la comunidad internacional: la cúpula de Damasco se mostró ayer dispuesta a permitir el ingreso de una misión de observadores internacionales, según fuentes gubernamentales.

Pero a la vez, la agencia estatal de noticias siria Sana informaba de una "maniobra exitosa" de unidad de misiles del Ejército que se realizó este fin de semana. Politólogos en la región señalan que esta información se puede entender como una amenaza disimulada del régimen del presidente Bashar al Asad.

"Siria firmará el protocolo de la Liga Árabe en el marco de la aceptación siria de ese protocolo", dijo Yihad Makdisi, un portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores en Damasco. Makdisi aseguró hoy que los cambios que desea Damasco en el texto del protocolo no afectan al núcleo del acuerdo. A la pregunta sobre si los observadores se moverían libremente y sin acompañantes sirios, tal como exigió la Liga, Makdisi respondió que la parte siria creará un comité para trabajar con los observadores.

Los analistas temen que el régimen de nuevo quiera imponer a esta misión de observadores su propias condiciones y que éstas no sean aceptadas por la Liga Árabe.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios