Unicef alerta de que más de mil niños han perdido la vida en Siria este año

El Fondo de la ONU para la Infancia (Unicef) dijo ayer que más de mil niños han muerto o resultado heridos de gravedad en Siria desde el inicio de 2018 a causa del conflicto.

En una rueda de prensa en Ginebra, el director regional de Unicef para Oriente Próximo y el Norte de África, Geert Cappelaere, detalló que esta cifra significa que ha muerto un niño cada hora desde que empezó el año en Siria.

Quince soldados turcos mueren en combates y en una emboscada en Afrin

"La situación continúa provocando una enorme preocupación desde la perspectiva de los niños", dijo Cappelaere, quien puso sus esperanzas en la resolución tomada por el Consejo de Seguridad, que aboga por una pausa humanitaria de al menos 30 días.

También anunció que desde la aprobación de dicha resolución el pasado sábado, Unicef tiene un convoy preparado para entrar en Duma, dentro de la región de Guta Oriental, donde residen unos 200.000 niños, según el organismo.

Cappelaere dijo que Unicef tiene autorización para acceder mañana a la región y su carga permitirá atender a 70.000 niños con suministros médicos y de comida. "No hemos incluido la provisión de suministros educativos ya que la salud y la alimentación son las necesidades más inmediatas y teníamos que priorizar", aclaró.

Por otro lado, al menos 15 soldados turcos murieron la noche del jueves en combates y en una emboscada en la región de Afrin, en el norte de Siria controlada por la milicia kurda Unidades de Protección del Pueblo (YPG), informó ayer el Observatorio Sirio de Derechos Humanos.

El director del Observatorio, Rami Abderrahman, precisó por teléfono que los militares turcos fallecieron durante enfrentamientos contra las YPG en las áreas de Rayu y Yindiris, en ese enclave del noroeste de la provincia de Alepo.

Desde el 20 de enero, Turquía y facciones rebeldes sirias pro Ankara desarrollan una ofensiva, bautizada como Rama de Olivo, en Afrin.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios