Votación masiva en unos comicios históricos en Kenia

  • Las encuestas sitúan al actual presidente ligeramente por debajo del dirigente opositor

Unos catorce millones de kenianos participaron ayer en las elecciones generales más disputadas en la historia del país, en una jornada que destacó por la tranquilidad y la masiva asistencia a las urnas.

En la votación aspiraba a su reelección el presidente Mwai Kibaki, en el poder desde el 30 de diciembre de 2002, pero las encuestas previas le situaban ligeramente por debajo del dirigente opositor, Raila Odinga, de 62 años.

La masiva asistencia a las urnas comenzó a notarse desde muchas horas antes de la apertura de los colegios.

En una primera valoración, el jefe de la misión de observadores electorales en Kenia de la Unión Europea, Alexander Graf Lambsdorff, declaró que la votación fue "muy limpia, ordenada y pacífica", salvo "algunos casos muy aislados".

"Se han producido algunas irregularidades, pero todavía no hemos llegado a ninguna conclusión", afirmó el jefe de la misión electoral europea.

La UE envió a Kenia a 150 observadores electorales, que se sumaron a cerca de 20.000 de organizaciones e instituciones locales e internacionales.

Los retrasos más graves en la apertura de las urnas, que fueron compensados con una prórroga en la votación, se produjeron en la barriada pobre de Kibera, en Nairobi.

El dirigente de la oposición, para llegar a la jefatura de Estado, además de la mayoría en la votación presidencial necesita ser elegido diputado. También es preciso obtener el 25 por ciento de los votos en cinco de las ocho regiones del país.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios