WikiLeaks comienza a difundir filtraciones sobre el trato a presos en Guantánamo

  • Los archivos 'Políticas de Detención' muestran las indicaciones seguidas por los cargos militares durante más de una década

La web WikiLeaks comenzó a difundir un centenar dedocumentos del Departamento de Defensa de EEUU que recogen los procedimientos a seguir con los sospechosos bajo custodia de las autoridades militares estadounidenses en las cárceles en Iraq y en la prisión de la base de Guantánamo (Cuba). El primero publicado es el manual de procedimiento militar en el Campamento Delta de la base de Guantánamo difundido entre el personal civil y militar en noviembre de 2002, en el que se establecen las normas administrativas, el reglamento de confinamiento y el código de conducta de los funcionarios.

La organización fundada por Julian Assange anunció a través de un comunicado que, a lo largo del próximo mes, difundirá los archivosPolíticas de Detención en orden cronológico con las indicaciones seguidas por los cargos militares durante más de una década. Los documentos incluyen los Procedimientos Operativos Habituales (SOPs, por sus siglas en inglés) de los campos de detención de Bucca y Abu Ghraib, en Iraq, y Guantánamo (Cuba), así como los manuales para los interrogatorios y Ordenes Fragmentarias (FRAGOs) sobre cambios en las políticas de detención.

Estos documentos "muestran la anatomía del monstruo de detención creado tras (los ataques de) el 11 de septiembre, la creación de un espacio oscuro en el que la ley y los derechos no existen, donde la gente puede ser detenida sin dejar rastro, a voluntad del Departamento de Defensa", asegura Assange en un comunicado. "Muestran los excesos de los primeros días de la guerra contra un enemigo desconocido y cómo estas políticas maduraron y evolucionaron" dando lugar, según dijo, "a un estado de excepción permanente en el que se encuentra ahora Estados Unidos una década más tarde".

WikiLeaks señala que "aunque la violencia física está prohibida, por escrito, una política habitual de atemorizar a los presos, combinada con una política de destrucción de registros, ha provocado abusos e impunidad". También saldrá a la luz una Orden Fragmentaria de 2008, difundida tras el escándalo de las torturas en Abu Ghraib (Iraq) que "elimina la obligación de llevar un registro de las sesiones de interrogatorios" en determinadas zonas de la prisión. Además, aunque señala que los interrogatorios que se realicen en la División de Internamiento y en la Brigada de Internamiento deben ser grabados, establece que los archivos deberán "desaparecer antes de 30 días". Una política, que reconoce WikiLeaks, fue revocada por el Gobierno de Barack Obama.

El Gobierno del presidente George W. Bush (2001-2009) habilitó parte de la base militar de Guantánamo (Cuba) para recluir a supuestos terroristas tras los atentados del 11 de septiembre de 2001. En la prisión, que llegó a albergar hasta 500 reclusos, todavía quedan 166 sospechosos de terrorismo pendientes de juicio.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios