Dos atentados con bomba causan al menos 10 muertos en Afganistán

  • El primer artefacto explotó contra un remolque que se dirigía anoche a una boda. El segundo ha acabado esta mañana con la vida de cinco policías.

Al menos 10 personas han muerto y 8 han resultado heridas en dos explosiones de bomba registradas en sendos distritos de la provincia meridional afgana de Helmand.

El jefe de la Policía de Helmand, Assadullah Sherzad, aseguró que cinco personas perdieron la vida, entre ellas dos niños, y otras cinco resultaron heridas al estallar anoche un artefacto contra un vehículo en la zona de Darwaishan, perteneciente al distrito de Garmsir. Las víctimas se dirigían a una boda a bordo del remolque de un tractor agrícola cuando la bomba explotó.

El mismo Sherzad había dicho horas antes que 21 personas habían perdido la vida en este ataque -algo que confirmó el Ministerio de Defensa-, pero insistió ahora en que el agente sobre el terreno había dado una "información incorrecta".

Esta mañana tuvo lugar otro atentado en el distrito helmandí de Nad Alí, al norte de Garmsir. Al menos cinco policías murieron y otros tres resultaron heridos al estallar un artefacto al paso del convoy en el que viajaban, según Sherzad.

A principios de julio 4.000 marines estadounidenses encuadrados en la OTAN y unos 650 miembros de las fuerzas de seguridad afganas lanzaron la llamada operación Khanjar (Golpe de Espada) contra feudos talibanes en el centro y el sur de Helmand. De forma paralela, las tropas británicas intentan golpear a los talibanes al norte de la capital helmandí, Lashkar Gah.

Sin embargo, ni la Fuerza Internacional de Asistencia a la Seguridad (ISAF), bajo mando de la OTAN, ni la comandancia estadounidense han informado con asiduidad a través de comunicados de la evolución de estas operaciones. Los ataques y atentados son frecuentes en Afganistán, especialmente en el sur del país, donde los talibanes tienen sus principales bastiones.

El secretario general de la OTAN, Anders Fogh Rasmussen, quien se encuentra de visita en Kabul, instó a seguir una estrategia "más amplia" en Afganistán que no sólo incluya el esfuerzo militar para acabar con la violencia en el país. Según un informe de la ONU, 2.118 civiles murieron en Afganistán a causa de la violencia en 2008, un 55 por ciento de ellos en acciones atribuidas a los talibanes.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios