Un coche-bomba deja al menos 15 muertos en pleno centro de Damasco

  • El atentado en la capital siria es el más grave desde el inicio de las revueltas contra Al Asad

Al menos 15 personas murieron ayer y 53 resultaron heridas por la explosión de un coche-bomba cerca de la plaza de Saba Bahrat, en el centro de Damasco, según la agencia de noticias oficial siria Sana.

El estallido se produjo en una zona concurrida próxima a un colegio, la mezquita de Buaeir y varias viviendas.

La agencia negó que se hayan registrado choques en ese distrito, tal y como habían sugerido activistas, y explicó que tras el estallido las autoridades dispararon al aire para despejar las calles y abrir el paso a ambulancias.

El primer ministro Wael al Halqi, que visitó el lugar poco después de ataque, señaló que un suicida fue el autor del mismo y prometió que su Gobierno "continuará la lucha contra el terrorismo hasta el final".

El estallido tuvo lugar en una área entre la plaza de Saba Bahrat, cercana a varios ministerios y el Banco Central de Siria, y la zona de Sheih Bandar.

Por el momento, ningún grupo ha reivindicado el atentado.

Estas informaciones no pudieron ser verificadas de forma independiente debido a las restricciones impuestas por el régimen sirio a los periodistas para trabajar.

El atentado en la capital Siria es el más grave desde el inicio de las revueltas contra Al Asad hace dos años. Según datos de la ONU, en los dos años de conflicto sirio han muerto más de 70.000 personas y hay un millón de refugiados.

Mientras, las autoridades iraquíes obligaron ayer a un avión iraní de carga que volaba con destino a Damasco a aterrizar en el aeropuerto de Bagdad al sospechar que transportaba armas, aunque la inspección posterior determinó que solo llevaba equipamiento médico.

El Ministerio iraquí de Transportes informó en un comunicado de que permitieron al aparato continuar el vuelo después de registrarlo y comprobar que no trasladaba armas o materiales prohibidos.

A principios de octubre pasado, las autoridades iraquíes anunciaron que iban a registrar de forma aleatoria los aviones iraníes con destino a Siria para verificar si transportan o no armas.

Bagdad aseguró que no quiere que se use su territorio o espacio aéreo para armar al régimen sirio o a los rebeldes, pero varios países de Occidente denuncian que los aviones iraníes transportan armas.

El pasado 24 marzo, el secretario de Estado estadounidense, John Kerry, expresó su preocupación por la eventualidad de que aviones iraníes pudieran atravesar Iraq con destino a Siria.

En declaraciones a los periodistas en Bagdad, Kerry alertó entonces del riesgo que supone para Iraq permitir que aviones iraníes "cargados con equipamiento militar y combatientes" atraviesen el espacio aéreo de este país hacia Siria.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios