Un desertor de las FARC se entrega liberando a dos secuestrados

  • Un guerrillero de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) se entregó con dos secuestrados que tenía a su cargo a las autoridades del departamento de Nariño, informó el defensor del Pueblo regional, Álvaro Vallejo Yela.

Según confirmó el defensor del pueblo regional a la emisora RCN, el guerrillero desertó en una zona rural de Pasto, la capital de ese departamento, ante una misión conjunta de la Defensoría del pueblo regional con el Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR).

  Los recién liberados son John Jairo Perea y Juan Carlos Bernal, dos funcionarios de una empresa multinacional que fueron secuestrados con fines extorsivos hace casi dos años, en primavera de 2006, en los departamentos del Guaviare y del Cauca, respectivamente, según explicó Vallejo Yela.

  "Fue una entrega voluntaria que realizó la persona que los tenía custodiados. Nosotros siempre participamos en este tipo de misiones somos requeridos por los familiares de las víctimas, pero también cuando hay una voluntad de la contraparte, en este caso los secuestradores, para hacer la entrega", declaró el defensor regional.

  En ese sentido, añadió que la participación de la Defensoría tuvo una "participación" en la misión "con un sentido estrictamente humanitario" con el fin de "garantizar que el retorno a la libertad de estas personas secuestradas se pudiera cumplir con las mejores condiciones de seguridad".

  El defensor del pueblo del departamento de Nariño relató que el guerrillero que tenía "custodiados" a los dos rehenes se puso en contacto de forma "voluntaria" con la Defensoría regional hace tres semanas, cuando se encontraba en un campamento de la selva en el departamento de Caquetá. 

  El desertor ya se ha integrado al programa de reinserción del Gobierno de Colombia, después de entregara a sus rehenes en un templo de las afueras de Pasto, capital del departamento de Nariño.

  En cuanto al estado de salud de los recién liberados, Vallejo Yela, consideró que "en términos generales" es bueno, a pesar de las posibles afecciones "a nivel físico y psicológico que su condición de cautiverio por tanto tiempo les haya producido".

  "Solicitamos la mediación de la Cruz Roja para que se les hiciese un reconocimiento médico preliminar. De esa revisión se nos informó que en términos generales el estado de salud era bueno y por tanto confiamos en que prontamente recuperen la totalidad y la plenitud de sus capacidades físicas, psíquicas y emocionales", añadió.

  Perea y Bernal están viajando ya para reencontrarse con sus familiares. La misma misión de la CICR que les realizó el reconocimiento médico está apoyando a los recién liberados de forma logística para que puedan volver a sus familiares.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios