El imitador de Elvis acusado de enviar veneno a Obama sale libre sin cargos

Los cargos contra Paul Kevin Curtis, acusado de haber enviado cartas con ricina al presidente de Estados Unidos, Barack Obama, y a un senador estadounidense, fueron retirados ayer al no haber encontrado los investigadores suficientes pruebas en su contra.

El documento mediante el cual se retiran los cargos fue presentado apenas unas horas más tarde de que Curtis, un imitador de Elvis Presley, fuera puesto en libertad.

El texto añade que la investigación en curso ha revelado información nueva, pero no especifica los nuevos datos que se han encontrado.

Un agente del FBI testificó que no se habían encontrado pruebas que le conectaran con los envíos de ricina, una sustancia que puede causar la muerte de ser inhalada.

Ayer se registró la casa de otro hombre de Misisipi en relación con el caso.

Curtis, en rueda de prensa con sus abogados, dio las gracias a Dios por haber sido liberado y los letrados aseguraron que desde un principio eran conscientes de que "no había la más mínima evidencia" de que su cliente fuera culpable.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios