EEUU

Al menos 50 muertos en un tiroteo en un club gay en Orlando

  • Los heridos ascienden a 53 personas, varios en estado crítico. El tirador, abatido por la Policía, es un estadounidense de ascendencia afgana que fue investigado dos veces por el FBI . El Estado Islámico ha asumido la autoría del ataque.

Comentarios 5

La Policía estadounidense ha confirmado al menos 50 muertos y 53 heridos, varios en estado crítico, en un tiroteo perpetrado esta madrugada por un hombre armado en el club nocturno Pulse, de Orlando (Florida), que se trataría de la mayor matanza por arma de fuego en la historia reciente del país

El autor ha sido identificado como Omar Mir Sediq Mateen, de 29 años de edad, de la localidad de Port St. Lucie (también Florida), según han confirmado fuentes policiales a la cadena CBS. Estas mismas fuentes han precisado que Mateen, de ascendencia afgana, mantenía lazos con radicales islámicos. Al parecer fue investigado en dos ocasiones entre 2013 y 2014 por el FBI, por su posible vinculación a grupos terroristas. La agencia ha reconocido que la primera vigilancia fue en 2013 por comentarios a favor del Estado Islámico en su cuenta en redes sociales y en 2014 por, aparentemente, querer cometer un ataque suicida, aunque las autoridades consideraron la investigación "no concluyente".

El incidente comenzó en torno a las 02:00 (las 08:00, hora peninsular española), cuando el individuo cruzó varios disparos con la Policía antes de atrincherarse en el local, un conocido club de ambiente gay, donde se encontraban al menos un centenar de asistentes que tomó como rehenes. Múltiples unidades de Emergencias y Policía --entre ellas unidades de artificieros y equipos especiales- llegaron al lugar conforme la Policía pudo confirmar que el individuo también transportaba lo que ha sido descrito como "un artefacto sospechoso". Pasados unos minutos y tras los esfuerzos infructuosos de un negociador, la Policía decidió entrar en el local y mataron al asaltante. 

Sobre la identidad del responsable de los disparos, la Policía se ha limitado a informar de que "no era de los alrededores y estaba bien organizado y preparado". El FBI, por su parte, ha confirmado que está investigando la situación como si de un "caso de terrorismo" se tratara. Tras el tiroteo final, en el que intervinieron las unidades de acción rápida SWAT y un vehículo acorazado, la Policía consiguió rescatar con vida a 30 personas del local, que han recibido inmediatamente atención médica in situ. Se desconoce el estado exacto de los heridos, de diversa consideración. Al poco de terminar el incidente, la Policía realizó una "detonación controlada" del artefacto que portaba el sospechoso, sin dar más detalles. 

La Policía también declaró que, por ahora, no ha podido verificar la existencia de un segundo asaltante, como informaron algunos testigos en un primer momento, y ha aprovechado para desmentir categóricamente cualquier tipo de relación entre este incidente y el asesinato también en Orlando de la joven cantante Christina Grimmie a última hora del viernes. 

Horas después del ataque, se ha podido saber que el grupo terrorista Estado Islámico (EI) ha asumido la autoría de la matanza. "El ataque armado perpetrado contra un club nocturno de homosexuales en la ciudad de Orlando en el estado estadounidense de Florida (...) fue perpetrado por un combatiente del Estado Islámico", informó la agencia de noticias Amaq, vinculada a los yihadistas. Según ha podido saber el canal NBC News, Mateen llamó poco antes de iniciar el tiroteo al teléfono de emergencias 911 y declaró su lealtad al Estado Islámico. 

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, ha expresado sus condolencias a las familias de las víctimas en un comunicado publicado por la cadena ABC News, tras la matanza de Orlando. "Nuestros pensamientos y oraciones para las familias y los seres queridos de las víctimas", ha señalado el presidente. Obama, según ha indicado en el comunicado, ha sido informado del tiroteo a través de Lisa Monaco, asesora del presidente en Asuntos de Seguridad Interna y Antiterrorismo. 

Obama "ha pedido estar informado de todas las nuevas actualizaciones sobre los sucesos, dado que el FBI y otras instituciones federales están trabajando con la Policía de Orlando para reunir más información". También ha pedido al Gobierno federal que "proporcione cualquier ayuda necesaria para la investigación y el apoyo a la comunidad". 

Por su parte, el gobernador del estado norteamericano de Florida, Rick Scott, ha declarado el estado de Emergencia tras el tiroteo. "Somos un estado fuerte y resistente y vamos a dedicar todos los recursos disponibles a ayudar con el tiroteo de Orlando. Nuestro Centro de Operaciones de Emergencia también está siguiendo este trágico incidente", ha afirmado Scott a través de un comunicado oficial. 

Scott ha informado además de que mantiene contactos con el alcalde de Orlando, Buddy Dyer; la alcaldesa del Condado de Orange, Teresa Jacobs, y con las fuerzas de seguridad locales y estatales. "También quiero agradecer a los servicios de emergencia que llegaron primero a ayudar a quienes lo necesitaban", ha apuntado. Mientras, ha comenzado a activarse la solidaridad de los vecinos de la zona con largas colas para donar sangre para los heridos en los centros sanitarios de la zona, según informan los medios locales.

El presidente de la Sociedad Islámica de Florida Central, el imán Muhammad Musri, ha expresado su "rabia y conmoción" por la masacre. "En nombre de los musulmanes estadounidenses quiero expresar mi rabia y conmoción por el grave tiroteo de Orlando, Florida. Nuestros pensamientos y oraciones están con las víctimas y sus familias", ha afirmado Musri en un mensaje publicado en su página de Facebook. En una entrada anterior, Musri relata que está colaborando con la policía federal, el FBI, y con las autoridades municipales y que ha visitado personalmente el lugar del incidente. Además, ha realizado un llamamiento a cualquiera que tenga información sobre el atacante a colaborar con la investigación. 

El presidente de Francia, François Hollande, ha condenado "con horror" la matanza del club Pulse. Hollande ha manifestado el "total apoyo de Francia y las autoridades francesas al pueblo estadounidense", según un comunicado del Elíseo. El dirigente francés responde así con celeridad a las condolencias internacionales que recibió el pasado mes de noviembre, cuando simpatizantes de Estado Islámico acabaron con la vida de 130 personas durante los ataques efectuados en la discoteca Bataclan y en otros puntos de París. 

En los atentados de París, los autores también tomaron como rehenes a los jóvenes que asistían a un concierto en la sala Bataclan y después dispararon de forma indiscriminada a los allí presentes, tal y como ha hecho el autor de la matanza de Orlando la pasada noche. 

También el Gobierno español ha expresado su "profunda consternación" por el ataque. "El Gobierno de España manifiesta su profunda consternación por el horrendo crimen que ha costado la vida a una cincuentena de personas y ha provocado decenas de heridos en Orlando, en Estados Unidos", señala el Ministerio de Asuntos Exteriores y de Cooperación en un comunicado. Además, el Gobierno transmite sus "sentidas condolencias a los familiares de las víctimas y el deseo de una plena y pronta recuperación a todos los heridos". "España expresa su solidaridad y cercanía al pueblo y a las autoridades estadounidenses en estos tristes momentos, frente a este execrable acto criminal", concluye el comunicado.  

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios