Nueve de cada diez niños que han cruzado el Mediterráneo este año lo han hecho solos

Nueve de cada diez niños refugiados o inmigrantes que han entrado este año a Europa por Italia están solos, reveló ayer la Agencia de Naciones Unidas para la Infancia (Unicef), que afirmó que esto aumenta el riesgo de que sean víctimas de abusos, explotación y asesinato. Según los datos que Unicef incluye en un informe que ha titulado Peligro en cada paso del camino, 7.009 niños realizaron el viaje solos en los primeros cinco meses de 2016, sin ningún familiar ni conocido, desde algún punto en el norte de África hasta Italia, a través del Mediterráneo central.

Esta cifra representa el doble con respecto a los menores que cruzaron solos esa zona del Mediterráneo en el mismo período del año pasado. Se sabe que de los aproximadamente 2.800 muertos en el Mediterráneo desde que empezó el año, muchos son niños, pero las dificultades para recuperar los cadáveres especialmente en el Mediterráneo central hace difícil generar datos precisos. Unicef considera que las travesías fatales para los niños ocurren sobre todo en el Mediterráneo central, que es la ruta más común utilizada por los menores de edad de países de África subsahariana. En cambio, el Mediterráneo oriental (entre Turquía y Grecia) que es preferida por las familias que huyen de los conflictos en Afganistán, Iraq y Siria.

Ahora hay unos 235.000 refugiados e inmigrantes en Libia que esperan su oportunidad para intentar cruzar a Europa, mientras que otros 956.000 están en alguno de los países de la región del Sahel (Senegal, Mauritania, Malí, Argelia, Níger, Chad, Sudán y Eritrea) esperando lo mismo. Durante 2015, cuando estalló la crisis de refugiados, 96.000 niños solos pidieron asilo en Europa, de 406.000 que entraron al continente y de un total de 1,4 solicitantes (adultos incluidos).

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios