El nuevo secretario general de la OTAN visita Afganistán

  • Rasmussen no descarta mantener conversaciones con sectores problemáticos

El nuevo secretario general de la OTAN, el danés Anders Fogh Rasmussen, prometió ayer en Kabul más esfuerzos militares para contrarrestar la insurgencia en Afganistán, pero aceptó que las conversaciones de paz con algunos grupos podrían ser una buena opción para acabar con el incremento de la violencia.

Rasmussen, que estaba en su primera primera visita a Afganistán como jefe de la Alianza de las 28 naciones, dijo en una rueda de prensa junto al presidente afgano, Hamid Karzai, que está preparado para "pasos pragmáticos" para acabar con la violencia.

Si esto implica "conversaciones con sectores problemáticos dentro de la sociedad afgana, estoy preparado para hacerlo", dijo en medio del interés internacional que suscitan las negociaciones mientras los ataques de los insurgentes se multiplican.

Rasmussen dijo haber escogido Afganistán como su primera visita oficial desde que tomara posesión de su nuevo cargo "porque es una prioridad para la Alianza Atlántica".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios