El ultraderechista Samak Sundaravej, nuevo primer ministro de Tailandia

  • Sundaravejrecibió el apoyo de más de la mitad de los 480 representantes del Parlamento

El ultraderechista Samak Sundaravej fue investido hoy como primer ministro de Tailandia, al obtener su partido, formado por aliados del derrocado Thaksin Shinawatra, el apoyo de más de la mitad de los 480 representantes del Parlamento.

Sundaravej, líder del Partido del Poder Popular (PPP), obtuvo 310 votos, mientras que el candidato del opositor Partido Demócrata, Abhisit Veijajiva, recibió 163, con tres abstenciones y cuatro diputados ausentes.

También respaldaron al veterano político, de 72 años, el resto de fuerzas que formarán el próximo Gobierno de coalición: Chart Thai, Chart Pattan, Puea Pandin, Rum Jai Thai, Matchima y Pracharaj.

Las seis formaciones anunciaron la semana pasada el acuerdo para formar el gabinete, en el que está previsto que el PPP asumirá las carteras de Defensa, Interior, Justicia, Finanzas y Comercio, mientras el Chart Thai, que quedó tercero en las elecciones del 23 de diciembre, nombrará al titular de Asuntos Exteriores.

En esos comicios, el PPP logró 233 de los 480 escaños del Parlamento, pero el nuevo Ejecutivo dispondrá de 315 legisladores, que dejarán en la oposición al Partido Demócrata, que obtuvo 165 asientos.

La designación del primer ministro queda pendiente todavía de la sanción del rey de Tailandia, Bhumibol Abdulyadej, quien debe dar su visto bueno a la formación del próximo Gobierno.

El PPP es considerado la formación sucesora del Thai Rak Thai (Tailandeses Aman lo Tailandés) de Shinawatra, disuelto en agosto del año pasado por el Tribunal Supremo por supuesto fraude en las elecciones de 2006.

Shinawatra fue desalojado del poder en septiembre de 2006 por un golpe militar incruento y desde entonces vive en el exilio en el Reino Unido, pero Sundaravej insistió durante la campaña electoral en que desea contar con el multimillonario como asesor económico del Ejecutivo.

Aunque sobre el magnate pesan todavía dos órdenes de búsqueda y captura por sendos casos de corrupción, Shinawatra expresó tras la victoria del PPP su intención de regresar en breve a Tailandia.

La larga sombra de Shinawatra todavía preocupa a los mismos militares que le derrocaron en una asonada encabezada por el entonces jefe del Ejército, general Sondhi Boonyaratglin.

El estamento castrense insiste en que respetará la voluntad de las urnas y desmiente los rumores de un nuevo golpe, pero incluyó en la Constitución aprobada en agosto que los poderes ejecutivo y legislativo estarán supervisados a partir de ahora por un reducido grupo de militares y burócratas designados por la Corona.

Por su parte, el nuevo primer ministro es un político de la "vieja guardia" que a lo largo de su carrera ha ocupado numerosas posiciones en la administración, ha estado al frente de varios ministerios e incluso fue viceprimer ministro de la junta militar del general Krapayoon, a principios de los años 90.

Los militares le premiaron así por su defensa de la matanza en 1991 de más de cien activistas pro-democracia, acribillados a balazos por soldados en las cercanías del Palacio Real de Bangkok.

Previamente, como viceministro del Interior de otro Gobierno nombrado por las Fuerzas Armadas, dirigió a finales de los 70 la campaña de persecución contra la izquierda, en la que fueron detenidos cientos de estudiantes, profesores e intelectuales.

Tras abandonar al Partido Demócrata, Sudaravej se cambió de bando y en 1979 fundó el partido de extrema derecha Prachakorn Thai, que llegó a obtener hasta 32 escaños en los comicios de aquel año, pero quedó fuera del Ejecutivo.

Hace medio año, recibió la llamada del PPP para liderar al entonces recién creado partido hasta la victoria en las elecciones, que confirmaron el regreso a la democracia de Tailandia tras 16 meses de régimen militar.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios