AC/DC y Axl Rose: una polémica "sin tsunami"

  • Facua anima a los descontentos con el 'fichaje' a reclamar el importe de su entrada. Los promotores no perciben una cantidad "significativa" de quejas.

El rumor venía aumentando de intensidad desde hacía varias semanas, con fotografías semiclandestinas de ensayos por allá y guiños cada vez más elocuentes por acá (la aparición de Angus Young el pasado sábado en el escenario del multitudinario festival californiano de Coachella para tocar Whole Lotta Rosie y Riff Raff, dos canciones del repertorio más inapelable de su grupo, con la formación clásica de Guns N' Roses, reunida 23 años después), hasta que finalmente rompió en confirmación oficial el domingo. Axl Rose, cantante de la banda que reinó en el rock duro de finales de los 80 y principios de los 90, es el nuevo cantante del grupo australiano AC/DC, al menos hasta el final de la gira Rock or Bust que llegará al Estadio de la Cartuja de Sevilla el 10 de mayo, en la única parada en España incluida esta vez.

La controversia estaba asegurada, más aún en los tiempos del meme. Hay quienes han puesto el grito en el cielo, y a ellos se dirigió ayer la asociación de consumidores Facua en un comunicado en el que sostenía que, ante el "cambio sustancial de las condiciones del evento" -en referencia a la permuta del cantante titular de la banda australiana, Brian Johnson, apeado de la gira debido al elevado riesgo de sufrir una pérdida total de audición, por el viejo icono de Guns N' Roses-, los espectadores que así lo deseen tienen derecho a reclamar la devolución del importe de la entrada (los precios oscilan entre 75 y 80 euros, más gastos de distribución).

Facua añade en ese comunicado que la promotora Live Nation sólo contempla un supuesto para devolver el dinero: "La entrada no será cambiada ni su importe devuelto, salvo que se anule el acto. En ese caso se devolverá el importe en un plazo de 15 días desde el concierto". El promotor del concierto, Gay Mercader, que ha contado con Live Nation para la organización del mismo, aseguró ayer, no obstante, que "no habrá ningún problema en devolver el dinero a quien lo quiera". "Pero en cualquier caso", añadió, "no estoy preocupado en absoluto porque no hay ningún tsunami al respecto. Lo que sí me acojonaría de verdad es que no tocara Angus; con eso sí tendríamos un problema, pero no es el caso".

Hasta la tarde de ayer, en las cifras que aporta el propio promotor, se habían despachado 63.200 entradas y sólo quedaba disponible una última tanda de 2.000 localidades de pista recién sacada a la venta. "Dejando a un lado las típicas críticas en los blogs y en las redes sociales, no estamos percibiendo problemas con el anuncio de la entrada de Axl. Es más, estoy convencido de que muchos que no iban a ir al concierto, ahora irán. Por puro morbo, somos así, qué le vamos a hacer...", comentó Mercader a este diario.

"Si ese tsunami no se ha producido ya, es que no se va a producir. He hablado con la oficina de Live Nation, con Ticketmaster y El Corte Inglés, que me llamaron preocupados porque vieron el comunicado de Facua, pero el caso es que a ellos, al menos hasta este momento, no les ha llegado un volumen significativo de peticiones de devolución", aseguró el promotor. Anoche, según especicó Mercader, 76 personas habían reclamado la devolución del importe de su entrada. "Las atenderemos a todas, una por una, y no va a ser un problema. Es una ridiculez frente a las más de 63.000 entradas que se han vendido, así que no se puede decir que no hay ningún movimiento significativo, ni nadie de estas empresas me ha comunicado que hayan tenido algún problema en este sentido", afirmó Mercader, quien, interpelado de nuevo por el procedimiento en el caso de que se produjera una cantidad sustanciosa de reclamaciones, insistió: "Devolveríamos el dinero. Ni que fuéramos gángsteres o el Banco de Andorra... Me molesta todo este alarmismo, no entiendo quién ha dicho que no lo haríamos".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios