Cine

La Academia enfrenta ýEl orfanatoý a ýLas trece rosasý en la lucha por los Goya

  • 14 nominaciones cada uno · El filme ýSiete mesas de billar francésý cuenta con diez candidaturas.

Las candidaturas a los premios Goya, anunciadas ayer en Madrid, respondieron a las expectativas y colocaron El orfanato como una de las claras favoritas para la entrega de galardones, el próximo 3 de febrero, con 14 nominaciones. Junto al debut de Juan Antonio Bayona, un título menos esperado comparte el mismo número de opciones: se trata de Las trece rosas, de Emilio Martínez Lázaro. Ambos largometrajes aspiran a ser reconocidos como la mejor película junto a Siete mesas de billar francés, de Gracia Querejeta, filme que cuenta con diez nominaciones, y La soledad, de Jaime Rosales, la producción mejor valorada por la crítica.

La apuesta por El orfanato era previsible desde que la cinta llamó la atención en su paso por la Semana de la Crítica de Cannes, donde recibió una ovación de diez minutos y propició entusiastas críticas de la prensa internacional. La cinematografía española supo entonces que la ópera prima de Bayona sería el fenómeno del año, una sensación que se confirmó en taquilla –ha superado ya los 24 millones de euros de recaudación– y de cara a los premios –la Academia la escogió para representar a España en los Oscar–. Sí sorprende la gran presencia en las candidaturas de Las trece rosas, una película malparada en las reseñas publicadas desde su estreno, aunque a su favor juegue que conecta con la reivindicación de la memoria histórica y el ser una producción de época, dato que suele proporcionar múltiples nominaciones en los apartados técnicos. Curioso es, también, que ninguna de las intérpretes de un largo elenco –excepto Nadia de Santiago, que concurre en la categoría de actriz revelación– esté entre las seleccionadas.

Quienes compiten en la liza por la mejor actriz protagonista son Belén Rueda (El orfanato), Maribel Verdú y Blanca Portillo (ambas por Siete mesas de billar francés) y Emma Suárez (Bajo las estrellas). Aunque el tour de force de Rueda ha sido muy celebrado, no debe menospreciar a sus rivales: Portillo ganó la Concha de Plata en San Sebastián, y con respecto a Verdú, los votantes podrían valorar que todavía no tiene, pese a su larga carrera, ningún busto del pintor aragonés en su haber.

Alfredo Landa, que recogerá el Goya de honor en la gala de febrero, podría conseguir otro la misma noche gracias a su papel en Luz de domingo. En la lucha por la distinción a mejor actor protagonista, le acompañan Álvaro de Luna por su rol en la última cinta de Mario Camus, El prado de las estrellas, aún no estrenada; Alberto San Juan, ya premiado en el Festival de Málaga por su trabajo en Bajo las estrellas, y Tristán Ulloa, elegido por su breve intervención en Mataharis. Se da la circunstancia de que Ulloa suma dos nominaciones más, como guionista y director novel, por Pudor, aunque en ninguno de estos campos parte como favorito.

Juan Antonio Bayona, candidato a mejor director novel por El orfanato, no aparece en la competición por el mejor director. En este apartado se disputan el premio dos mujeres, Gracia Querejeta (Siete mesas de billar francés) e Icíar Bollaín (Mataharis), rivales junto a Emilio Martínez Lázaro (Las trece rosas) y Jaime Rosales (La soledad).

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios