Aves cibernéticas y neones estropeados para la poesía del futuro

Comentarios 0

Tecnología electrónica y digital para dar aires de última generación a este ciclo. Mediante el interfaz Human Interface Device (HID) Berenguer manipuló en tiempo real distintas variables sonoras y visuales al mismo tiempo durante todo el concierto. Chorros de partículas, planos e imágenes espectrales naciendo, creciendo, multiplicándose, transformándose, metamorfoseandose hasta extremos imprevisibles, con una movilidad en función del sonido o -digamos- simplemente a su libre albedrío. Normalmente en perfecta sincronía, pero a veces manifestándose ciertos picos de interés dependiendo de la profundidad del mensaje o estética.

On Nothing se inspira en el concepto del vacío, con la base de una experiencia previa de La Orquesta del Caos -uno de los grandes proyectos de Berenguer- y enlaza con las siguientes atmósferas de síntesis granular, oscilando entre el ruidismo y la electroacústica minimal, con partes como Islands, con incorporación de mensajes de voces y textos de Walter Benjamin, en clara alusión a la poesía visual y sonora.

En Plasmawaves se utilizan sonidos atmosféricos para producir una simbiosis espectral de audio e imagen, llegando a puntos de inquietud y genuino sistema de granos asemejándose a una orquesta de neones estropeados. Así volaron las aves cibernéticas de Dur, convirtiéndose en monstruos, y las envolventes campanas sintéticas de La Perla Estranya II.

más noticias de CULTURA Ir a la sección Cultura »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios