Caracoleos electrónicos para saxofones en carne viva

Comentarios 0

Xelo Giner es una de las saxofonistas más arriesgadas que nos podemos encontrar en la escena actual de música electroacústica. Apoyándose en las bases sonoras lanzadas por el veterano maestro Lewin-Richter, Giner desarrolló una excelente técnica del tenor en Voilements, del francés Jean-Claude Risset, especie de velatorio contemporáneo y diálogo entre instrumento y cinta, conplanos de saxo en movimiento -sistema octofónico- tratado, cortado y vuelto a pegar para provocar una partitura muy movida.

Ambiente más rvuelto en Un caracol manchado del vasco Alfonso García de la Torre, con muros armónicos, tormenta electrónica y apaciguamiento para dar paso a solos.

Análisis a fondo de microvariaciones melódicas producidas por trinos en On the deconstruction of a trill deAlberto Bernal, conceptuales columnas sonoras con proyección de sombra sobre el sonido del saxo para producir un cuasi continuum, planeando gravemente durante toda la obra.

Reciclaje de tecnologías antiguas con utilización de procesos más rápidos y precisos en la pieza Figuras de Lewin-Richter, donde el alto de Xelo se va transformando y equilibrando sobre unas grabaciones de oboe tomadas en los años 70 a Gabriel Brncic, para ordenarlas y dar un increíble resultado propuesto en distintas figuras musicales.

Timbre y dinámica son las claves de Iod de Edgar Barroso, con cortas interacciones entre saxo y electrónica planeadas estratégicamente, dando lugar a líneas contrapuntísticas y relaciones armónicas y tímbricas.

Alrededor de un espacio acústico se expuso Ost-atem de François Rossé, de inspiración orientalista, la obra más en carne viva de todas las presentadas en el programa, con efectos sencillos y eficaces .

más noticias de CULTURA Ir a la sección Cultura »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios