Cécilia Sarkozy pierde la batalla contra su biografía

Cécilia ex Sarkozy tendrá que asumir cómo los franceses conocen más de su vida privada al módico precio de 16 euros, lo que cuesta la obra Cécilia, biografía no autorizada escrita por la periodista Anna Bitton. La ex mujer del presidente galo, Nicolas Sarkozy, había presentado una demanda para retirar de las librerías el documento, por suponer supuestamente una "grave" intromisión en la intimidad. Sin embargo, un tribunal parisino desestimó ayer el requerimiento y permitirá ver completos algunos calificativos atribuidos a la ex primera dama respecto al dirigente tales como "tacaño", "mujeriego" o "indigno" para dirigir la República.

El Tribunal de Gran Instancia de París rechazó admitir a trámite la demanda. La decisión supone un varapalo para Cécilia Sarkozy y tendrá su reflejo en las estanterías de las librerías, que a buen seguro se llenaran del previsible best sellerCécilia, especialmente después de que la vida privada del presidente francés haya saltado a la primera línea de la opinión pública con su reciente divorcio y su aireada relación con la cantante y modelo Carla Bruni, con quien incluso ya ha anunciado intenciones de boda.

La autora del libro es la periodista Anna Bitton, que detalla declaraciones de Cécilia en las que arremete duramente contra el que fuese su marido. Tras ganarse su confianza, Bitton logró confidencias como que la demandante dejó a Sarkozy por "el amor de su vida", o que su ex marido es un "mujeriego", "tacaño" con el dinero y "que no quiere a nadie, ni siquiera a sus hijos".

El libro llega a llamar "ridículo" al dirigente, indigno incluso del cargo que ejerce desde el año pasado en sustitución de Jacques Chirac. Los abogados siguen reclamando la imposición de una multa de 200.000 euros por ejemplar publicado y ya han recurrido a una instancia judicial superior para prohibir la publicación, según informaciones de Le Point, medio en el que trabaja la autora.

Cécilia ya trató de oponerse a la salida de un libro inspirado en sus confidencias cuando su marido era ministro de Interior. Entonces, consiguió retirar de las librerías la biografía.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios