Consenso en torno a "una gran persona"

  • Escritores y políticos alaban la figura y obra del desaparecido humanista José Luis Sampedro.

Con la muerte de José Luis Sampedro el mundo pierde a "una gran persona", una "especie de Ghandi", y la literatura a alguien "único y genial", ha declarado el también escritor Luis Goytisolo. El autor de Antagonía y hermano de Juan Goytisolo ha recordado "la mutación" de Sampedro a partir de sus problemas de salud, ya que ha explicado que el espíritu del ovetense se hizo más trascendental a medida que avanzó su vida, hasta convertirse "en una especie de Ghandi", cada vez más "abierto y libre" al mundo. Goytisolo ha destacado de Sampedro la obra Octubre, octubre, un libro que versa sobre la búsqueda de la verdadera identidad y que el ya fallecido escritor consideró su "testamento vital".

Para la también escritora Almudena Grandes, Sampedro consiguió "conectar" con la juventud pese a ser "un hombre muy mayor". "Si los políticos y las instituciones tuvieran la sensibilidad y la empatía (de Sampedro) con el problema de los jóvenes en España, seguramente nuestro país no estaría en la situación en la que se encuentra", ha añadido Grandes al valorar el fallecimiento de quien fuera uno de los mayores referentes morales de la segunda mitad de la España del siglo XX. Grandes ha querido resaltar la importante pérdida del escritor barcelonés, al que define como una persona "extraordinaria" hasta el final de sus días, en los que asegura, seguía manteniendo plena lucidez. "Sabíamos que antes o después tendría que pasar pero me parece que ha sido un hombre admirable", agrega. Y es que para ella, Sampedro nunca perdió de vista la obligación de ser ciudadano, y recuerda las conversaciones que mantenían ambos sobre literatura. "Hablar de literatura con él era muy impresionante. Aunque fue una pasión tardía, era un hombre muy preocupado por los mecanismos de la ficción", explica. Por otro lado, Grandes ha destacado que Sampedro, como muchos otros expertos económicos, había precedido hace mucho tiempo la actual crisis que vive España. "Parece que nos ha pillado por sorpresa pero no es verdad. Había economistas que decían que llevábamos un camino muy malo", reflexiona.

La novelista y académica Soledad Puértolas ha recibido la noticia de la muerte del escritor José Luis Sampedro "con tristeza", porque el mundo de las letras pierde a un hombre "insustituible" con "mucha" calidad humana. La escritora ha destacado que compartió una relación personal con Sampedro basada en esa "calidez y empatía" que desprendía "por donde quiera que iba" y, además, ha tenido ocasión de compartir su trabajo en la Real Academia, donde el fallecido escritor y economista propagaba los mismos valores que impregnaron su vida y obra; el "constante deseo" de que el ser humano progresase y fuese mejor. Siempre "lúcido y coherente", ha subrayado Puértolas, el mundo de las letras pierde a un referente histórico cuya "amabilidad y educación" combinaron con una obra "inmortal".

El poeta ovetense Antonio Gamoneda ha lamentado también la muerte del escritor, la cabeza "más lúcida de nuestro país", y cuyo fallecimiento le provoca "una tristeza irreparable". Gamoneda ha dicho del autor de La sonrisa etrusca que era un artista "comprometido" con España y de férreos principios ideológicos, a los que nunca traicionó. Igualmente, ha destacado su peculiar literatura, en la que la fuerza estética no eclipsaba un "potente" contenido que traslucía su forma de ser y de pensar.

José Manuel Blecua, director de la Real Academia Española, en la que José Luis Sampedro ocupó el sillón F, ha destacado la lucidez, la capacidad creadora y el sentido crítico del autor. "Fue un académico muy preocupado por la lengua, por las actitudes que la Academia debía tener ante ella en estos momentos de la vida. Era extraordinariamente lúcido, con un espíritu muy juvenil y un sentido crítico de la realidad muy acusado", ha destacado el director de la RAE. Sampedro, en opinión de Blecua, poseía dos cualidades "difíciles de encontrar" en una misma persona. "Una enorme capacidad creadora, para el ensayo, la novela, el teatro,... y un rigor intelectual de altura, formado en una ciencia como la Economía". "Hasta hace muy poco le he escuchado -recuerda José Manuel Blecua- pronunciar discursos ejemplares" sobre economía, sobre la crisis y sus causas, como el que hizo en la Universidad de Alcalá de Henares cuando fue investido doctor honoris causa. Habló sin tener una nota escrita, en una magnífica exposición, sobre los problemas económicos de nuestro país".

Por su parte, el director del Instituto Cervantes, Víctor García de la Concha, compañero de José Luis Sampedro en la Real Academia Española, ha destacado su espíritu "joven, independiente, radical y enormemente coherente con sus ideas", valores que hacían de él "todo un hombre". La suya fue una relación profesional que le acercó a "un compañero afectuoso, desbordante y enormemente coherente con sus ideas", valores que le llevaron a protagonizar duelos dialécticos con compañeros de la Academia que recuerda con admiración. "Uno de los plenos más apasionantes fue aquel en el que debatimos la definición del término globalización -cuyas consecuencias nefastas inspiraron su libro El mercado y la globalización -, él era economista de izquierdas y muy radical, y frente a Mario Vargas Llosa, de ideas liberales, realizó una defensa apasionada y casi juvenil". Una coherencia que Sampedro ha mantenido hasta el final de sus días. "Era enemigo de los convencionalismos sociales, por eso no me ha sorprendido que haya preferido ocultar su muerte", ha dicho De la Concha.

El líder del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, ha subrayado que José Luis Sampedro fue "un gran humanista" y ha destacado la "firmeza" con la que defendió sus convicciones. "Ha muerto José Luis Sampedro. Un gran humanista que defendió con lucidez, espíritu crítico y firmeza sus convicciones", ha señalado Rubalcaba desde su cuenta de Twitter.

También se ha referido al fallecimiento de Sampedro la portavoz del PSOE en el Congreso, Soraya Rodríguez, quien ha subrayado que "hoy España tiene una mente lúcida menos" y ha perdido a un escritor, un humanista y "un hombre muy comprometido con sus principios, sus ideales y muy valiente". Otros socialistas, como Carme Chacón, también han comentado desde esta red social el fallecimiento del escritor barcelonés. "Al humanista, al sabio, al literato, al luchador contra la injusticia, al indignado, al siempre comprometido, al admirado José Luis Sampedro", ha dicho Chacón.

El coordinador federal de IU, Cayo Lara, ha expresado en nombre de la formación, su "más sentido dolor y pesar" por la muerte del escritor , "un ser humano extraordinario" y "un hombre sabio, comprometido y solidario con los más desfavorecidos" que hizo de la dignidad "su bandera". "Nos lega una extensa y rica obra intelectual y literaria, además de un patrimonio ético que hizo de la dignidad su bandera", ha destacado Lara en un comunicado. Para el máximo responsable de IU, los más jóvenes han sido "afortunados por tener en él a un referente moral, intelectual y político sólido, brillante y cercano". "Las futuras generaciones nunca podrán agradecer lo suficiente su gran influencia  en el pensamiento de nuestro país del siglo XX y parte del XXI que deja la vida y obra de José Luis Sampedro, cuya magnitud, estoy seguro, que se engrandecerá con el tiempo", subraya.

El ministro de Educación, Cultura y Deporte, José Ignacio Wert, ha declarado que el fallecimiento de Sampedro supone la "desaparición de un humanista polifacético" y de "una referencia cultural y moral". Wert, según unas declaraciones facilitadas por el Ministerio, ha manifestado su pesar por la pérdida del autor de novelas "de mucho impacto" y de "una de las referencias más importantes de la economía española contemporánea". "Sobre todo, Jose Luis Sampedro siempre ha sido una referencia moral, un inconformista en toda su vida, una persona preocupada por las capas más débiles de la sociedad, una persona que siempre ha mantenido una gran consistencia en la actitud crítica frente a lo establecido y que ha servido de ejemplo a muchos jóvenes" ha comentado. Wert ha concluido que con Jose Luis Sampedro "desaparece una figura de referencia en la vida cultural y moral española y todos lo vamos a echar mucho de menos".

El secretario de Estado de Cultura, José María Lassalle, ha recordado al fallecido escritor como una persona que demostró que, a la altura del siglo XXI, es posible que la economía y el humanismo estén conciliados. Lassalle ha tenido un emocionado recuerdo para el escritor, economista y humanista, en el acto de presentación de la programación de la 36 edición del Festival Internacional de Teatro Clásico de Almagro. Sampedro ha tenido una actualidad especial porque "siempre ha sido un hombre del Sur que ha reivindicado la tradición milenaria mediterránea" en unos momentos en los que "parece que hay una tensión estructural entre nieblas hiperbóreas y la luz del Mediterráneo", ha señalado el secretario de Estado citando a Marcelino Menéndez Pelayo. Una luz mediterránea que Lassalle ha considerado imprescindible "para que Europa siga siendo fiel a sí misma, que no es otra cosa que es y sentirse como parte de la cultura".

También los secretarios generales de CCOO y UGT, Ignacio Fernández Toxo y Cándido Méndez, respectivamente, han alabado la figura "sin par" y "magistral" del escritor, economista y académico. "Una figura sin par genial, sin duda marcará la historia de España del siglo XX y lo que llevamos de siglo XXI", ha señalado Fernández Toxo sobre Sampedro, quien vivió "sin estridencia, ni exhibicionismos". El secretario general de CCOO ha rendido así un homenaje al escritor del que ha confesado que admira por "toda una vida de coherencia, compromiso y oficio". Por su parte, Cándido Méndez ha definido a Sampedro como un "gran escritor" que ha sabido de forma "magistral" plasmar el fondo de la condición humana en sus novelas, además de ser un economista "con prestigio" y con reputación a nivel internacional.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios