La Feria de Santander aumenta un 35 % su abono por José Tomás

  • El ciclo cántabro, que comienza hoy con una novillada, se cerrará el lunes 28 con la Corrida de la Beneficencia

La presencia de José Tomás en los carteles de la plaza de toros de Santander, en su reaparición desde su cogida de Las Ventas, ha disparado la venta de abonos para la Feria de Santiago y ha generado colas de aficionados que han esperado hasta 16 horas para comprar una entrada.

La expectación que ha generado la vuelta del diestro de Galapagar a los ruedos ha sido tal que el Ayuntamiento de Santander, organizador de la feria y propietario de la plaza, decidió en su momento no admitir reservas para la corrida del 23 de julio y limitar la venta de entradas a un máximo de dos por persona. El cartel está formado por José Tomás, Manolo Sánchez y Francisco Marco, con toros de Victoriano del Río.

Si el año pasado se vendieron 3.635 abonos, este año los aficionados han adquirido un total de 4.926 abonos para el conjunto de la feria, un 35% más, lo que ha generado una recaudación de 1.502.085 euros, un 50% más.

Sólo con los abonos ya está cubierta la mitad del aforo de la plaza. El resto de las entradas, salvo el cupo que obligatoriamente debe reservarse para el día de la corrida, está a la venta.

El presidente de administración de la plaza, Constantino Álvarez, ha asegurado que la venta de abonos ha desbordado todas las previsiones: "Habíamos calculado, siendo muy optimistas que íbamos a vender 1.000 abonos más que el año pasado. Y al final se han vendido casi 2.000 más". El responsable de la plaza de toros lo ha atribuido al tirón de José Tomás, que vive uno de los mejores momentos de su carrera. "Estoy seguro de que si hubiésemos tenido dos plazas de toros o una plaza del doble de capacidad, habríamos llenado. La gente acude a ver a José Tomás porque está llenando en todas las plazas", añadió.

Aficionados como Marcos Hernández, un joven de Santander, hicieron cola a la intemperie durante 16 horas para conseguir unas entradas para ver a José Tomás en la plaza de Cuatro Caminos el próximo día 23. Sus entradas, dos barreras, fueron las primeras que salieron de las taquillas de la plaza del Ayuntamiento. Este joven aseguraba que va a disfrutar las entradas con su novia, aunque es consciente de que sus pases de barrera pueden valer "un dineral" en la reventa. "Me he pasado aquí muchas horas como para venderlas", dijo sonriente.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios