Crítica de Cine

Franquicia desafinada

Una imagen de la nueva entrega de la saga 'Dando la nota'. Una imagen de la nueva entrega de la saga 'Dando la nota'.

Una imagen de la nueva entrega de la saga 'Dando la nota'.

Se anuncia como la última entrega de la saga franquiciada de las muchachas cantantes a capela, pero cualquiera sabe si no habrá otras tres más. Para la ocasión, el grupo femenino multicultural (liderado por las chicas blancas, cómo no) se apunta a una última batalla cantarina impulsado por la nostalgia y la mala vida de los trabajos precarios posuniversitarios: se trata de ir de base (militar) en base para animar a la tropa y, de paso, reverdecer viejos laureles competitivos y echarse un novio.

La fórmula cómica, casi siempre al servicio de la oronda Rebel Wilson y su incorrección moderada, se atraganta entre actuación y actuación, doblemente si además hay que tragarse enteros los numeritos de los competidores de turno, una banda rockera de chicas de diseño, un grupo de country blando y los inevitables raperos de oro falso y chándal de brillo. Tal vez el único aliciente aquí sea ver las calles de Cádiz y la base militar de Rota convertidas en escaparate de promoción turística para nuevos reclutas. Lo de John Lithgow entonando a duras penas canciones pop de los 80 es ya mucho más duro de digerir.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios