José Tomás y Ramsés Ruiz cortan una oreja cada uno en Bogotá

  • Finito de Córdoba, que encabezaba la terna, fue abroncado en uno de sus toros en un festejo con pésimo ganado

José Tomás y el diestro colombiano Ramsés Ruiz cortaron sendas orejas en la corrida celebrada en la plaza de toros Santamaría, de Bogotá. Completaba la terna Juan Serrano Finito de Córdoba, quien se fue sin cortar trofeos y en medio de una gran pitada por parte del público. La corrida gozaba de mucha expectación, pues el trío de coletudos venía precedido de triunfos importantes. Sin embargo, el ganado condicionó el espectáculo con su mansedumbre.

José Tomás aprovechó el escaso juego que dio su primero y logró meterlo en los engaños y conseguir lances y pases de mucho mérito con suavidad y temple, con el beneplácito del respetable. Después de torear sobre ambas manos con efectivos remates, cerró la lidia con ceñidas manoletinas que fueron el preámbulo de una estocada completa. La petición de oreja fue unánime y el usía la concedió.

Su segundo fue devuelto por manso. Salió uno de Achury Viejo, al que le pudo sacar ceñidos pases con la derecha y con la izquierda bien abrochados, pero de pronto el toro se paró. Mató de media estocada que fue suficiente, pitos al toro y salida al tercio del torero de Galapagar a recibir la ovación.

El primero de Ramsés Ruiz se lesionó una mano cuando apenas el torero se abría de capa. El público pidió el cambio y salió otro de Achury Viejo que permitió un aceptable desempeño del bogotano. A cambio de una voltereta sin consecuencias, Ramsés Ruiz hizo una faena corta, pero bien proporcionada. Pinchó antes de dejar una entera y por su voluntad y entrega, el público lo obligó a salir al tercio para ovacionarlo.

En el que cerró plaza, Ramsés Ruiz compuso un trasteo interesante por la derecha y por la izquierda rematadas por ceñidos pases de pecho. Pero el toro se fue a las tablas y allí culminó su labor muleteril, no sin antes sacar extraordinarias manoletinas. Lo despachó de una entera y fue premiado con una oreja.

Finito de Córdoba escuchó algunas palmas en el primero, con el que derrochó voluntad y deseos de cumplir. Pinchó antes de dejar media estocada que el público agradeció con palmas mientras despedía al toro con pitos.

Su segundo, totalmente parado, no permitió el menor éxito. Abrevió Finito de Córdoba, pinchó en una ocasión y descabelló al cuarto intento, por lo que el público lo abroncó mientras también pitaban al toro.

El público despidió con algunos pitos a Finito de Córdoba y con muchos aplausos a José Tomás y a Ramsés Ruiz.

La plaza Monumental registró más de tres cuartos de entrada en tarde clara.

La próxima corrida de la temporada bogotana será el domingo 17 de febrero con toros de Juan Bernardo Caicedo para Julián López El Juli, Miguel Ángel Perera, nuevo en esta plaza, y el colombiano Luis Bolívar.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios