La Junta adquiere en subasta un cuadro de Rodríguez de Guzmán

  • En la puja de Arte y Gestión, Cultura se queda con 'Boleras del beso' por 15.000 euros y compra también obras de González de la Serna y Fernández Alvarado

La Junta de Andalucía ejerció ayer el derecho de tanteo en cuatro de las obras que salieron a la venta en la subasta de Arte, Información y Gestión (AIG), por un valor total de 28.250 euros. En concreto, adquirió Boleras del beso, de Manuel Rodríguez de Guzmán por 15.000 euros; El estudiante, de Ismael González de la Serna por 10.000 euros; Mesa revuelta, una obra del siglo XVIII de la escuela granadina, por la que pagó 2.250 euros; y Marina, de José Fernández Álvarado, por 1.000 euros.

El cuadro que alcanzó un mayor valor en la subasta fue Fiesta flamenca en una terraza de Sevilla, de Manuel González Santos, que salía en 12.000 euros y fue adquirido por 16.000 euros.

Asimismo, la obra Santas Justa y Rufina, de José Roldán y Martínez, alcanzó finalmente un precio de 11.000 euros, cuando su precio inicial era de 7.000 euros, convirtiéndose en una de las obras cuya subasta estuvo más reñida.

Le siguen en precio una Santa Catalina de la Escuela Sevillana, que fue vendida por 10.000 euros, precio de salida; El zapatero, del sevillano José María Romero, adquirida por un comprador telefónico por 12.000 euros, precio de salida y Retrato de un niño, de Emilio Sala Francés, comprada en sala por 10.000 euros, precio inicial en el que salía la obra.

Sin embargo, las dos obras cuyo precio era más elevado no fueron adquiridas por ningún comprador. La más cara, que salía en 54.000 euros, fue Moros en la playa de Tánger, de Emilio Sánchez Perrier, mientras que la segunda con un precio más alto era Don Quijote y Sancho en la venta, de José Moreno Carbonero.

Entre las obras contemporáneas la que alcanzó un mayor precio fue Sin título, de Manuel Ocampo, vendida en sala por 7.200 euros; Sin título de Manuel Salinas, comprada por 5.500 euros, precio de salida, y Al toro, de José Caballero, adquirida por 3.000 euros.

En declaraciones a Europa Press, la directora de AIG, Carmen Aranguren, aseguró que la crisis económica actual "se ha notado en esta subasta", en la que, según precisó, se ha vendido el 54% del total de las obras pictóricas, una cifra inferior a la de ocasiones anteriores. "Para la situación actual en que nos encontramos los resultados han sido bastante buenos", añadió Aranguren, quien apuntó que la mayoría de las pujas "se realizaron por escrito y por teléfono, con poco movimiento en la sala".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios