El escritor José María Conget recibe el Premio de las Letras Aragonesas

  • El autor, afincado en Sevilla desde hace años, incorporó la cultura pop a su obra

La tarde del jueves, un portavoz del Gobierno de Aragón telefoneó a José María Conget (Zaragoza, 1948): el Consejo de Gobierno autonómico acababa de acordar por unanimidad la concesión del Premio de las Letras Aragonesas, dotado con 12.000 euros, al escritor afincado en Sevilla desde hace poco menos de una década. "Me alegro mucho, naturalmente. Eso de que nadie es profeta en su tierra parece que no afecta a Aragón", relató ayer a este periódico.

El jurado destacó de la obra de Conget, un personaje muy conocido en el ambiente cultural hispalense, su talento para asumir "los puntos de inflexión sentimental y estética de nuestra cultura de los últimos 25 años". Autor de, entre otros libros, Quadrupedumque, Comentarios (marginales) a la guerra de las Galias, El olor de los tebeos, Bar de anarquistas, Vamos a contar canciones, Una cita con Borges y El olor de los tebeos, Conget ha vivido en multitud de lugares (Nueva York, París, Cádiz, Lima, Glasgow, Lima...), pero conserva un ático en la casa zaragozana donde nació, enfrente de la Puerta del Carmen. Desde 1970, cuando se marchó de allí, regresa en vacaciones al escenario de su "educación sentimental y la otra, la franquista, que fue muy mala . Vuelvo a menudo a sus bares, sus esquinas, sus plazas, donde me sigo encontrando con muchos amigos"

Sobre su obra, muy marcada por el influjo del cine y de los viejos tebeos, afirma que es "muy introspectiva, porque surge de la reflexión, la experiencia y la memoria". "Pero también he estado muy atento a otros aspectos externos. El cine y los cómics que aparecen en mis libros son los de mi infancia, los de los años cincuenta y sesenta".

El propio Conget bromea con la condición de autor de culto que muchos le adjudican. "Significa que vendo poco, a amigos y primos. He tenido la suerte de que no he vivido nunca de la literatura, lo que me ha dado mucha libertad y me ha librado de presentarme a concursos, que me parecen humillantes. Me habría gustado vender más, claro, pero no es algo que me preocupe", dice.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios