Montaño mantendrá el modelo del Festival de Cine dos años más pese a la advertencia de Grosso, que "seguirá"

  • El director condicionó su continuidad en el certamen a la creación de un patronato con entidad jurídica propia, algo descartado de momento

Comentarios 0

La delegada municipal de Cultura de Sevilla, Maribel Montaño, mantendrá el modelo actual de gestión del Festival de Cine Europeo durante dos años más, a pesar de la advertencia que realizó el director del certamen, Manuel Grosso, que pidió más autonomía para el evento, avisando de que de seguir todo igual dejaría el cargo, algo que finalmente no pasará.

En una entrevista concedida a Europa Press, Montaño afirmó que la propuesta de Grosso de crear una fundación o entidad jurídica diferente para organizar el evento "tiene el camino abiertos", aunque reconoció que "ni para 2008 ni para 2009 será posible llevar eso a cabo".

Por ello, durante los dos próximos festivales el Instituto de la Cultura y las Artes de Sevilla (ICAS) seguirá encargándose de la celebración del certamen, en colaboración con la Andalucía Film Commission "para las cuestiones relacionadas con la gestión".

A juicio de Montaño, las declaraciones que hizo Grosso al finalizar la edición de este año "no son una amenaza, sino una reflexión, porque las actividades culturales tienen una vida, y el festival de cine es muy joven, aunque ya ha conseguido consolidarse".

En este sentido, avanzó que el Ayuntamiento quiere "mejorar la gestión del Festival de Cine y su proyección internacional, para lo que se buscarán nuevas fuentes de financiación euroeas".

Con respecto al director, aseveró que Manuel Grosso "es la persona ideal" y garantizó que él "está dispuesto a continuar, porque está enamorado del certamen".

El director del Festival de Cine Europeo de Sevilla, Manuel Grosso, advirtió al concluir esta edición que dejará su cargo si el Ayuntamiento no da personalidad jurídica propia al certamen cinematográfico en 2008 o busca la "fórmula" de agilizar las tareas administrativas a la organización del evento cultural.

En declaraciones a Europa Press, Grosso señaló que el principal problema con el que se está encontrando "no es la falta de fondos económicos", sino más bien "dificultades administrativas" motivadas por la falta de "autonomía". Así, apostó por que la próxima edición, el festival tenga más "independencia", dentro del propio Instituto de las Artes y la Cultura de Sevilla (ICAS).

El director mostró su satisfacción por el rumbo que está tomando el certamen hispalense que, según dijo, casi ha "parido", si bien, agregó que para seguir en este proyecto necesita "unas condiciones mínimas". "Más que contar con más dinero, necesitamos una estructura menos dependiente del ICAS, buscando una fórmula más ágil para la organización o dándole una personalidad jurídica propia al certamen, como tienen otros festivales de cine, como el Iberoamericano de Huelva".

En este sentido, abogó por crear "un patronato" similar al de otros eventos culturales, en el que puedan estar representadas todas las administraciones colaboradoras, así como las entidades patrocinadoras. "Si se aceptan mis condiciones, seguiré, de lo contrario, no quiero seguir al frente del Festival de Cine Europeo si las cosas siguen como hasta ahora", sentenció.

más noticias de CULTURA Ir a la sección Cultura »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios