Nazario y Ocaña, una cita con el arte libertario

  • Córboba dedica este verano sendas muestras a dos artistas sevillanos unidos por el espíritu transgresor de sus obras.

Nazario y José Pérez Ocaña, dos artistas sevillanos, libérremos inclasificables, serán protagonistas en el verano artístico de Córdoba, al protagonizar sendas exposiciones que han abierto ya sus puertas en la sala Vimcorsa y el Palacio de la Merced, respectivamente. Ambos, perfectos exponentes "del arte libertario y transgresor de la Transición y que tan necesario sigue siendo hoy día", en palabras de la delegada de Cultura de la Diputación cordobesa, Marisa Ruz.

Nazario presenta "una variedad de historias de cómics, bodegones, fotomontajes y vídeos" en una exposición que podrá visitarse hasta el 28 de agosto. Nacido en Castilleja del Campo en 1944, Nazario es en España "el padre del cómic underground, que lo convirtió en un referente a nivel internacional y desde el que nos ofrece una visión muy particular de ese mundo que observa desde su ventana indiscreta", señaló Ruz.

El artista explica que su trayectoria "ha ido transcurriendo a saltos pero sin traumatismos, con una gran fluidez, producto de una coherencia" y unas inquietudes que lo han llevado a saltar "de una forma de expresión a otra". Artista contracultural por excelencia, Nazario ha sido también un gran retratista de los bajos fondos de Barcelona, ciudad en la que se instaló a comienzos de los años 70. En la revista El Víbora publicó las historias de Anarcoma, detective travesti con el que describe los ambientes más canallas de la Ciudad Condal.

"Me he visto involucrado en innumerables escándalos provocados por la intransigencia y el fariseísmo de unos y los intereses políticos de otros", apunta el creador, que afirma que nunca busca la polémica sino que ésta, sencillamente, "surge". "Yo hago mi obra y procuro reivindicar siempre la homosexualidad".

En aquella Barcelona convivió con el singular Ocaña, que había nacido en Cantillana en 1947 y que falleció en 1983. La gran primavera andaluza de Ocaña, visitable hasta el 4 de septiembre, es, según Ruz, "una de las exposiciones más grandes de este artista, y en ella el espectador podrá descubrir todas las épocas de su pintura y admirar esa última época en la que el acrílico inundó de color su retina y su paleta". "Vamos a encontrar también objetos y elementos que nos describirán el personaje, este mito contracultural: bombín, gafas y apuntes. Pero también podremos encontrar a algunas de sus múltiples criaturas en papel maché", añadió la responsable de la Diputación de Córdoba.

El artista sevillano, explica el comisario de la muestra, Joaquín Recio Martínez, "exploró diferentes expresiones artísticas, incluyendo las obras performáticas: no se puede entender a Ocaña sin ese volcán creativo que le hacía considerar las exposiciones como lugares habitables. Era un artista pleno y su vida estaba rodeada de su intuitiva mirada de artista". "El universo Ocaña", anota Recio, "lleno de cometas y estrellas, tiene una estrella brillante, única y singular, que también se exhibe en la ciudad durante estos meses: Nazario".

Esta doble cita es posible gracias al convenio de colaboración recientemente rubricado entre la Fundación Provincial de Artes Plásticas Rafael Botí, dependiente de la Diputación cordobesa, y Vimcorsa, la empresa municipal de la vivienda de la ciudad. "Hemos llevado a cabo este acuerdo porque queremos que pueda existir colaboración interinstitucional, pero también colaboración social que haga posible que el arte llegue a toda la provincial y a todos los colectivos desde la visión transgresora de la realidad", indicó la presidenta de Vimcorsa, Alba Doblas, que considera que "transgresión no tiene que significar siempre provocación ni polémica: este tipo de arte nos tiene que hacer reflexionar sobre la necesidad de avanzar en ese termómetro de madurez cultural que debe tener una ciudad como ésta".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios