Plácido Domingo recupera la 'Thäis' de Massenet en el Festival de Salzburgo

  • El cantante considera la creación del compositor francés "una obra de gran valor, que me vuelve loco".

Plácido Domingo regresó un verano más al Festival de Salzburgo para protagonizar, ayer, el estreno de la versión en concierto de Thaïs, una ópera poco vista pero una de las más representativas de Jules Massenet (1842-1912). "Es una de las cumbre de su compositor. Me vuelve loco, es una obra de gran valor", señaló el mítico tenor y barítono español en declaraciones a Efe en Salzburgo.

Es la primera vez que la comedia lírica francesa se presenta en este prestigioso festival. "A través de mis años de carrera siempre he querido resucitar algunas obras que no se hacen mucho y ésta me parece extraordinaria", aseguró el cantante español, de 75 años.

La ópera con libreto de Louis Gallet, basado en la novela Thaïs de Anatole France, narra la historia de Athanaël, un monje interpretado por el cantante español, obsesionado con salvar y convertir al cristianismo a la cortesana Thaïs, mujer de la que al final termina enamorado.

"Es una historia que se presta para toda la emoción de la música y en la que encontré un papel formidable para mí", explicó Domingo, quien cantó en la Grosse Festspielhaus en su condición de barítono, registro que lleva experimentando en los últimos años.

No es la primera vez que Domingo interpreta este papel, ya que debutó como Athanaël en 2012 en un exitoso montaje de la obra en el Palau de les Arts de Valencia.

Agregó este papel a su repertorio para rendir homenaje al compositor francés en el centenario de su muerte.

La soprano letona Marina Rebeka encarnó por primera vez en su carrera el personaje de Thaïs, y lo hace como suplente de la soprano búlgara Sonya Yoncheva, que canceló su participación en el festival hace unos días.

El reparto cuenta también con las voces de jóvenes promesas como Simon Shibambu, Elbenita Kajtazi, Valentina Stadler, Marielle Murphy, Andrzej Filipczyk y Szilvia Vörös, todos ellos participantes del Proyecto de Jóvenes Cantantes del Festival de Salzburgo. Y es que Domingo siempre se ha distinguido por ser uno de los artistas que más apoya a los nuevos talentos de la música clásica. "En Washington y Los Ángeles empecé a tener compañía de cantantes jóvenes y ahora se ha extendido a todos los teatros", recordó.

"Me da una alegría muy grande el ver estos cantantes que surgen, he oído voces bellísimas, trabajar con ellos es una de las cosas que me gustan más", aseguró.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios